Tras una rueda de prensa, ha recordado que Alemania es un país “que impide legal y constitucionalmente cualquier elemento independentista”, por lo que “no hay duda de que si Puigdemont hubiera hecho allí lo que hizo aquí, estaría en la cárcel”.

“Como español y cumplidor de la ley, soy de los que están molestos. Pero el objetivo es que los que han incumplido la ley española lo paguen aquí cuando vengan aquí”, ha enfatizado.