En un desayuno informativo organizado por el diario , García-Page ha verbalizazdo esa confianza “independientemente del resultado” de la sentencia.

“Sé que no se han llevado un duro en su vida, y lo están pasando mal ellos y toda su familia”, ha indicado el titular del Ejecutivo castellanomanchego, algo que ha querido defender a pesar de las críticas que pueda recibir, ha dicho.

Así, ha abundado en que es algo que “piensa a conciencia”, añadiendo que “solo una combinación de muchas complicaciones ambientales, mediáticas y jurídicas y algunas bastante obscenas que se terminarán sabiendo, terminarán torciendo la justicia”, ha defendido.