En una entrevista con Antena 3, recogida por Europa Press, García-Page ha considerado que ese “populismo” de los ‘populares’ “es más propio de otros extremistas”, y es algo que no se esperaba del partido liderado por Paco Núñez en la región.

Tras recordar al PP que cuando gobernó en la región paró esta obra “y cambió un proyecto que ha costado años retomar”, ha criticado que al principio de la crisis prometieran “ser leales y echar una mano” al Gobierno en la gestión sanitaria. “Cuando me digan que van a echarme una mano, que especifiquen a qué parte del cuerpo”.

Además, ha puesto el acento en que el la ciudad de Toledo aún hay 120 camas libres, lo que hace innecesario por el momento aperturar nuevos espacios, a lo que ha añadido que una clínica privada cercana al cuenta con otras 60 camas que podrían utilizarse cuando sea necesario. “¿A quién se lo ocurre empezar una mudanza?”, se ha preguntado.

Con todo, ha abundado en que “el problema no es el espacio” disponible, sino el número de profesionales. “Y no hay que distraer con mudanzas a los profesionales que están dando el quinientos por cien”.

“Me molesta esa demagogia. Que no engañen a la gente. Hay muchos problemas y gente falleciendo. Entiendo que la imagen de un gran hospital cerrado es curiosa, pero no deja de ser populismo barato”, ha zanjado.

Ha sacado pecho por la recuperación de los servicios sanitarios durante sus dos mandatos, recordando que ahora hay “4.500 profesionales más que hace cinco años y se ha pasado de tener 107 camas de UCI a 360”.

PIDE “PEDAGOGÍA POSITIVA” EN ALBACETE

García-Page también ha hecho referencia a la situación en el hospital de Albacete, después del “pico” experimentado hace dos días —con el doble de ingresos en una sola jornada en comparación con lo habitual—.

Tras reconocer “un episodio malo”, ha pedido hacer “pedagogía positiva”, tras lo que ha recordado que se trata de una infraestructura cuya remodelación también se paró bajo y que ahora está inmersa en pleno proyecto de ampliación hasta doblar su capacidad.

Además, ha afirmado que ahora “se empezarán a notar las altas” que se firman en este hospital, lo que aliviará la presión asistencial.

Por último, ha hecho referencia a un video emitido desde el interior del hospital en los momentos de mayor volumen de trabajo, sobre el que ha recalcado que la coyuntura de esa imagen “era de un momento delicado” y ahora se “obvia que las cosas se arreglan”. “Todo el mundo hace un esfuerzo enorme pero no todo el mundo se dedica a hacer vídeos”, ha aseverado.