En declaraciones a los medios de comunicación con motivo de su asistencia a un desayuno informativo protagonizado por el director de ‘El Español’, , Page ha querido precisar que hablaba desde el “respeto” al PP, partido que tiene que elegir su propio camino.

Ahora bien, ha considerado que España necesita encontrar “puntos de encuentro” y Aznar, en su opinión, no fue una persona que se destacase por haberlos facilitado durante su etapa al frente .

García-Page ha hecho un llamamiento a tender “puentes entre lo que ha sido siempre la socialdemocracia con el centroderecha moderado”. En su opinión, es conveniente que estos espacios mantengan las “diferencias” porque así se ayuda a la democracia, pero teniendo presente que “lo que afecta a todos no se puede decidir desde una mitad del país contra la otra”.

“El elemento frentista ha hecho mucho daño a España y no sólo a lo largo de la historia, también en la época reciente. Hay que recuperar elementos de cierta concordia”, ha incidido.

Preguntado por el calificativo de “fasciocomunista” que ha empleado el candidato a lehendakari de la coalición PP+C’s, , para referirse al Ejecutivo de , García-Page ha lamentado la “manía” actual en política de simplificar los debates.

Sobre la participación del vicepresidente segundo del Gobierno, , en la Comisión Delegada del Ejecutivo que trata los asuntos relacionados con el CNI, García-Page no ha puesto objeciones y se ha militado a señalar que el líder de Unidas Podemos es miembro del Gobierno y en esa calidad recibirá la información correspondiente sobre un servicio de inteligencia que trabaja “en favor del país y del Estado”.

Ha advertido asimismo de que el actual Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos “no se va a caer” porque, entre otras cosas, para que eso ocurriera “tiene que haber alternativa y esa alternativa ni existe ni le salen los números tampoco”.