A su llegada al , que tiene lugar este sábado en la localidad madrileña de para aprobar las nuevas normas del partido, García-Page ha celebrado que el PSOE haya dejado de estar “enzarzado en contradicciones internas” y ha valorado la “importancia” de que la modificación del reglamento interno socialista, que prevé dar más poder a la militancia y a la Ejecutiva encabezada por , sirva en su opinión para “recuperar la confianza de la gente”.

De esta manera, el ‘barón’ castellano-manchego ha afirmado que para ganar esa confianza no se le puede “tener miedo al voto de los compañeros”. “A estas alturas, después del año espectáculo que dimos en el PSOE hace unos pocos meses, yo creo que ahora lo importante es centrarse en los problemas de la gente”, ha reivindicado el líder socialista, quien ha insistido en la idea de que los nuevos reglamentos “refuerzan los ligamentos del partido, necesarios para poder ganar la batalla electoral”. “De aquí directos a ganar el gobierno”, ha clamado.

García-Page ha calificado de “dura” la futura “batalla” electoral, por lo que ha advertido de que la carrera hacia la Moncloa será “empinada” y que será “muy importante” que el secretario general, Pedro Sánchez, cuente con “todo el partido detrás y lo más unido posible”.

CRITICA LA NUEVA “TESIS”

“Hoy por hoy, evidentemente, todavía no se nota en las encuestas el respaldo mayoritario (al PSOE). Espero que de aquí a que se celebren las elecciones hayamos recorrido ese trecho. Todos estamos deseando remar en el mismo barco”, ha asegurado.

Asimismo, ha recordado al PP que cuando Castilla-La Mancha tuvo “problemas” para sacar adelante las cuentas regionales, “Cospedal y compañía” decían que “no se podía estar ni un solo minuto sin presupuestos”. Por ello, ha instado al Gobierno a “aplicarse el cuento” y ha ironizado con el cambio de “tesis” de los ‘populares’, quienes según él ahora abogan por que se puede “estar años y años sin presupuesto y no pasa nada”. “Lo cierto es que Rajoy va a intentar agotar la legislatura a cualquier precio”, ha lamentado.