En declaraciones a los medios antes de participar en el 4º Foro Mundial de la Alimentación ‘Los sectores agroalimentarios de la UE como líderes del futuro de la UE’ en , García-Page ha considerado que en el escenario de congelación presupuestaria que se vaticina para los próximos siete año es “determinante” que se mantengan las cantidades y los fondos asignados de la PAC.

Además, ha abogado por vincular de manera “estimulante” la producción ecológica y la protección ambiental, una propuesta que ya ha sido defendida en Castilla-La Mancha y que ha de ser “progresiva”.

También en el terreno de la producción agroalimentaria, ha insistido en la necesidad de implementar más medidas de transición ecológicas, algo que “además de ser moralmente hoy una exigencia ciudadanía y del planeta, son un anticipo de las variables de competitividad y de sostenibilidad del sector a medio y largo plazo”.

Del mismo modo, ha tenido palabras para reclamar “más Europa y más protección de sus señas de identidad”, aseverando que la única manera de conseguir volver a equilibrar el planteamiento comercial frente a los aranceles de la pasa por ka fortaleza de las instituciones europeas.