Asó lo ha asegurado en una rueda de prensa posterior a la reunión que ha mantenido este mismo lunes con el presidente del Gobierno en el Palacio de La Moncloa, donde ha considerado que la posición del Ejecutivo central “es clara en el fondo y moderada en las formas” en torno al conflicto catalán.

“Tengo claro que, si en Cataluña se traspasan los límites, a este Gobierno no le temblará el pulso para aplicar medidas constitucionales”, ha dicho García-Page, quien ha pedido “no confundir” las buenas formas de este Gobierno con “debilidad”.