“Al final no ha podido ser. Mi felicitación a la ciudad de y a sus autoridades como próxima Capital Gastronómica española. Y, por supuesto, mi ánimo y apoyo, no sólo personal, sino también en nombre de lo que represento como presidente de Castilla-La Mancha a la ciudad de Cuenca para que siga optando a este importante título”, asegura García-Page en una entrada en su perfil de recogida por .

Recuerda García-Page que cuando era alcalde de impulsó la candidatura de la ciudad para lograr esa distinción que ha ostentando en 2016, “y se ha convertido en un magnífico revulsivo para la capital regional durante el presente año en su sector turístico y hostelero con cifras de éxito”.

“Un éxito que espero también logre Cuenca en el futuro y para el cual contará siempre con nuestro apoyo desde la Junta de Comunidades. La capital conquense y su provincia además de tener un gran potencial gastronómico, tienen a este Gobierno comprometido para dar un salto cualitativo en su promoción turística y para reimpulsar su actividad económica y empresarial”, finaliza el presiente autonómico.