Así lo han señalado ambos en una rueda de prensa conjunta en Cuenca, en la que ambos han destacado la necesidad de resolver el bloqueo político en España, pero han mantenido el ‘no’ al presidente del Gobierno en funciones, .

De hecho, Page ha defendido que tanto él como Lambán lo que defienden es la “reafirmación en los planteamientos políticos” que ha decidido ya el PSOE. Así, después de defender el no al PP, han hecho especial hincapié en que los socialistas no pueden buscar una alternativa que suponga depender de los independentistas, ni por activa ni por pasiva.

Y, de la misma manera, han recalcado que, a su juicio, no es el momento de poner fecha al congreso que el partido tiene pendiente hacer desde el pasado febrero. Ambos presidentes han recordado que el del partido decidió aplazarlo hasta que estuviera resuelta la gobernabilidad y han apostado por mantener esa decisión.

De hecho, Page ha recordado que Sánchez “convenció” a todos con su argumento de que no se puede “poner el sillón de Ferraz por delante de los intereses de los españoles”, es decir, que no se puede “estar en medio de una operación y que el cirujano se vaya de boda”. “Yo confío plenamente en la coherencia y la palabra y el acuerdo dado por el partido”, ha remachado.

De la misma manera, Lambán ha avisado de que sería una “arbitrariedad” y una “irresponsabilidad” por parte de Sánchez “desdecirse de sus propias palabras y decisiones”. Y ha cargado con dureza contra Ferraz por abrir ese melón esta semana, en medio de la campaña gallega y vasca. “Ha sido desafortunado”, ha dicho.

(Habrá ampliación)