De ello ha informado el consejero de Agricultura, y Desarrollo Rural, , durante su intervención este sábado en el programa ‘Agropopular’ de Cadena Cope, donde ha recordado que estos pagos se producen tras la sequía y las tormentas registradas en los meses de agosto y septiembre que afectaron al campo castellano-manchego.

Según ha informado la Junta en un comunicado, se trata del adelanto del 70 por ciento de las ayudas directas de la PAC que corresponden al pago básico, pago verde y régimen de jóvenes agricultores, lo que les supone “una inyección de liquidez muy importante”, ha subrayado.

En este sentido, el pago se realiza el primer día que permite la campaña y la tramitación el FEGA ya se ha realizado. Así ha recordado, que en esta ocasión este adelanto es del 70 por ciento y no del 50 por ciento, como en campañas anteriores, debido a que se solicitó a el incremento del 20 por ciento de estas ayudas, para poder hacer frente a la situación de sequía que se vive en el territorio nacional y ayudar a los agricultores que se han visto afectados por las condiciones climatológicas adversas de los meses de agosto y septiembre.

REESTRUCTURACIÓN DEL VIÑEDO

Además, el titular de Agricultura en Castilla-La Mancha ha dicho que esta jornada se están realizando los abonos de las ayudas a la reestructuración, una campaña que finaliza el día 16 de octubre, y que ha supuesto un pago de 39 millones de euros.

La reestructuración ha estado orientada en la región, ha incidido el consejero, a la calidad y a los deseos de consumidores, priorizando esas variedades de uva que acaban en botellas que los consumidores eligen de manera preferente, para orientar la reestructuración al mercado.

De esta forma, se han podido beneficiar más de 3.000 viticultores, con una media de 3,5 hectáreas reestructuradas cada uno.