La Escuela de Diseño de ha hecho públicos en Expo Zaragoza 2008, los resultados del estudio territorial y paisajístico del corredor fluvial en torno a la cuenca media del Tajo, recogidos en el libro “El renacer del río Tajo”.

Esta investigación, centrada en las comunidades autónomas de Castilla-La Mancha y Madrid, ha contado con el apoyo de la Consejería de Ordenación del Territorio y Vivienda y la Fundación +SUMA.

El estudio que se recoge en “El renacer del río Tajo” ha obtenido rel Premio de Honor 2008 en la categoría de Planificación y Análisis otorgado por la American Society of Landscape Architects (ASLA). Un galardón que se entregará el 6 de octubre en la reunión anual de ASLA en Filadelfia (Pensilvania).

El catedrático del Departamento de Arquitectura del Paisaje y Planeamiento de la Universidad de Harvard, Carl Steinitz, y el catedrático asistente de Arquitectura del Paisaje en la Escuela de Diseño de dicho centro, Christian Werthmann, presentaron la publicación, en el marco de Expo Zaragoza 2008.

Previamente a la presentación del libro, ambos catedráticos de Harvard pronunciaron una conferencia explicativa sobre el estudio de paisaje del Tajo, dentro de las Jornadas Paisajes 08.

La investigación se ha abordado desde una primera escala regional del territorio, que comprende la delimitación de la cuenca hidrográfica. Posteriormente, se centra en una escala urbana, proponiendo diseños de intervenciones paisajísticas en los núcleos poblacionales por los que pasa el río Tajo y uno de sus afluentes, el Jarama, en su trayecto desde Madrid hasta Talavera de la Reina-San Martín de la Vega, Aranjuez y Toledo.

Dichas intervenciones pretenden recuperar el ecosistema natural del río, potenciar su calidad paisajística, así como lograr conectar el Tajo con los núcleos urbanos que se encuentran a su paso y así recuperarlo para el uso y disfrute de los ciudadanos.

Según los expertos de Harvard, “el río Tajo fue una vez un elemento central e impresionante del paisaje, pero en la actualidad ya no tiene la presencia que tuvo en el centro de la península ibérica, ignorado y no cuidado, la calidad y capacidad del Tajo seguirá disminuyendo, resultando en una escasez de agua para los residentes actuales y los del futuro”. “La degradación continuada pone en peligro el paisaje y los recursos naturales, tanto de Madrid como de Castilla-La Mancha, y tendrá efectos irreversibles sobre la estabilidad y el potencial de la región”, prevén. El equipo académico de Harvard subraya que el trasvase Tajo-Segura supone “un impacto insostenible” en la hidrología de la cuenca.

Los trabajos de Harvard gravitan sobre “la necesidad imperiosa de poner en valor el Tajo”. En Aranjuez, los expertos abogan por “vincular los paisajes de Castilla-La Mancha y Madrid con la zona histórica del Palacio Real, y la zona entre el río Tajo, el Palacio y la estación”.

Así, el estudio propone “recuperar el espacio declarado como Paisaje Cultural de Patrimonio de la Humanidad por ICOMOS, unirlo con el parque regional del Sureste y reordenar el lugar que se encuentra entre la estación y la fachada principal del Palacio, de manera que los visitantes que entren a la ciudad en tren, puedan ir caminando desde la estación hasta el Palacio de Aranjuez y lleguen a él por su fachada principal”.

Además, plantean “un parque que consiste en la recuperación de los humedales existentes en la desembocadura del río Jarama con el Tajo y que sirva de espacio verde a disfrutar por la población que ocupará el desarrollo urbanístico La Montaña, actualmente en construcción”.

En Toledo, el proyecto presenta “la protección de las cuencas visuales de acceso a la ciudad, introduciendo figuras de protección del paisaje que logren preservar los valores paisajísticos que han otorgado a la ciudad la figura de patrimonio histórico”. El estudio también propone “un nuevo parque fluvial planteado como un sistema de parques de ribera a lo largo del corredor del río intercalado con zonas de tratamiento de fitodepuración del agua”.

En el caso de Talavera, el estudio planea que vuelva a “mirar hacia el río” y que la población interactúe con él, como se hacía en los años 60. Para ello, se busca “una intervención paisajística de recuperación del frente fluvial, con la creación de una playa y actividades de ocio y deportivas a lo largo de sus márgenes”.

Como parte importante de la intervención se ha considerado el Jarama, afluente del Tajo, “vital para lograr una mejora de la calidad de las aguas río abajo”. En el Jarama, los expertos de Harvard han diseñado “unas lagunas de fitodepuración que servirán asimismo como elemento sensibilizador de la población sobre la importancia del uso eficiente del agua”.

“Castilla-La Mancha y Madrid hoy en día están en una posición de poder elegir un futuro diferente para la región. El compromiso de ambas regiones sobre los objetivos de esta propuesta es esencial para revivir el Tajo. El río exige nada menos que su plena colaboración y cooperación. Es nuestra sincera esperanza que estas herramientas y estrategias puedan catalizar el apoyo y el entusiasmo para restablecer el majestuoso río Tajo”, consideran desde Harvard en sus conclusiones.

Exposición en el World Trade Center

Con motivo de este evento, se instaló asimismo en la sede del World Trade Center de Zaragoza la muestra sobre el proyecto, permaneciendo abierta al público entre los días 26 al 28 de junio. De esta forma, la exposición itinerante “El renacer del río Tajo”, que recoge en 36 paneles las conclusiones del estudio de paisaje en el Tajo, coordinado por la Escuela de Diseño de la Universidad de Harvard (EE.UU.), puso ser visitada por todos los interesados en el horario de Expo Zaragoza.

Estas actividades se enmarcaron en Paisajes 08, estructuradas en tres jornadas monográficas (del 26 al 28 de junio) sobre paisaje, agua y sostenibilidad y de las muestras de las comunicaciones presentadas por técnicos, expertos y estudiantes de disciplinas vinculadas al paisaje y a la ordenación del territorio y de sus recursos.

Durante estos días se dieron cita más de veinte conferenciantes expertos en arquitectura, paisaje y geografía, entre otras disciplinas. En Zaragoza estuvieron Pablo de la Cal, Iñaki Alday, Mónica Dazzini, Paulo Pellegrino, Gloria Aponte, Anna Ribas Palom, Teresa Andresen, Francisco Pellicer, Cristina Castel, Arancha Muñoz, Joan Busquets, Alfredo Fernández de la Reguera, Víctor Ténez, Mary Bowman, Orlando Borges, Rafael Mata, María Maninni y Enrique Cabrera.

La Asociación Española de Paisajistas ha organizado estas jornadas en colaboración con la Associaçâo Portuguesa dos Arquitectos Paisajistas, el Ministerio de Medio Ambiente, la Universidad Politécnica de Valencia y Expo Zaragoza 2008.

Las distintas acciones y actividades que se proponen abarcan desde lo simbólico a lo concreto, desde la escala local a la internacional, desde los paisajes del agua singulares y de excepcional valor, a los cotidianos o a los olvidados.