Según estas mismas estimaciones, la empresa presidida por generará unas ventas de 239,2 millones de euros, un 12,8% más, mientras que los costes se reducirán en todas sus partidas.

Los ingresos financieros previstos para 2016 son de 128.000 euros, mientras que los gastos financieros son de -1,2 millones de euros.

Así, Paradores destinará -101 millones de euros en aprovisionamiento y otros gastos de explotación, mientras que el gasto en personal caerá 112 millones de euros.

La amortización del inmovilizado supondrá -20 millones de euros el próximo año, mientras que las otras partidas contarán con -2 millones de euros. La imputación de subvenciones de inmovilizado no financiero es de 192.000 euros.

Se espera además que el efectivo y equivalentes al final del ejercicio 2016 sea de cerca de 32 millones de euros, mientras que el flujo de efectivos de las actividades de inversión ascenderá .440 millones de euros frente a los 14 millones de euros previstos para 2015.

Según recoge los PGE, “con el objeto de mejorar oferta y destinos, se continuará con la construcción y apertura de nuevos paradores de turismo” además de modernizar y mejorar los existentes.

El grupo Paradores cerró 2014 con un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 16,5 millones de euros, el doble que un año antes, gracias a una subida del 9,3% en sus ingresos. Se trataba de la primera vez en cinco años que el conjunto de alojamientos nacionales aumentaba su actividad.