La portavoz del Grupo Parlamentario en las Cortes de Castilla-La Mancha, , ha denunciado que abandona a los agricultores y ganaderos de la región, que cierran el año dejando constancia de su malestar y anunciando movilizaciones.

En rueda de prensa, ha señalado que los agricultores y ganaderos de esta región “no viven de anuncios y de titulares, viven de su trabajo en el campo, un trabajo que ven castigado por la falta de compromiso y de acción por parte del gobierno regional y del nacional”. Está convencida de que el campo es un sector estratégico para el mantenimiento de la economía y la población en nuestros pueblos, pero que “se ha cansado de tanta farsa y tanto maltrato”. Por ello, ha reiterado el compromiso del PP con agricultores y ganaderos de la región ya que entiende que “si al campo le va bien, a Castilla-La Mancha le irá bien”.

En este sentido, ha indicado que los precios de la aceituna están por los suelos y que los viticultores están desesperados por las grandes cifras de cosecha que vende el Gobierno cuando bajan aun mas los precios, que los jóvenes siguen sin cobrar sus ayudas a la incorporación, que las industrias agroalimentarias sufren la falta de resolución de las ayudas Focal y que los caminos siguen sin arreglar. Esta “desesperante situación” se complica, según ha manifestado, con el silencio cómplice del Gobierno regional y del nacional ante la imposición de aranceles en productos estrella como el vino, el aceite de oliva o el queso.

También se ha referido Merino a “la marcha sin rumbo” en la política agraria que también critican los agricultores, ya que estamos ante la negociación de la nueva PAC para el periodo 2021-2027 y no hay nadie que de la cara por el presupuesto de los agricultores y los fondos de desarrollo rural ni de España ni de Castilla-La Mancha. Este abandono, según la portavoz popular, se ve reflejado en la falta de política en materia de agua ya que, en su opinión, “Page no se moja en esta tierra con el agua”.

Al hilo de esta cuestión, ha destacado que, el pasado jueves, salían a la calle los agricultores ante los recortes impuestos por el gobierno regional y que no hay ningún consejero en España que haya aprobado un recorte en regadíos. Así, ha apuntado que mientras se ataca a los agricultores, se les prohíbe regar y que de los más de 31 millones de euros que prometió invertir en modernización y transformación de regadíos, la inversión han sido cero euros. Además, ha señalado que Page sigue sin convocar la Mesa Regional del Agua que le propuso Paco Núñez hace más de medio año en la que deben participar todos los interlocutores que tengan algo que decir en materia de agua y de donde nazca el pacto regional por el agua.

Lola Merino ha señalado que “mientras Page abandona al campo, no le falta tiempo para subir un 80% los altos cargos en el Gobierno y para pagar privilegios a todos los que han sido altos cargos socialistas desde el 2007”. En este sentido, ha afirmado que estamos ante un “al que se le ha subido la mayoría absoluta a la cabeza, que solo se preocupa de utilizar el dinero público para pagar altos cargos y recuperar los privilegios para los socialistas que tuvieron un cargo en la Junta”.

Sin embargo, ha indicado que de los 91 millones prometidos por Page a los jóvenes agricultores desde el 2016 solo han pagado el 24%, que de los 29 millones de euros prometidos en el 2018 para el arreglo de caminos tan solo han ejecutado el 18%, que de los 180 millones de euros prometidos en ayudas focal tan solo han pagado el 23% y de 120 millones de euros que deberían haber destinado a los planes de mejora tan solo han ejecutado el 41% y sabemos que falta dinero para resolver entorno a 2000 expedientes.

El PP, según ha destacado Merino, “quiere saber qué hace Page con el dinero de los castellano-manchegos y de los agricultores, porque Castilla-La Mancha ya es la segunda comunidad autónoma con más deuda de España, pues Page ha generado una deuda de más de 15.000 millones de euros, aunque los agricultores no cobran y los proveedores de la Junta, tampoco”.