(PP), (PSOE), (Podemos), (IU), (Ciudadanos); Florencio Rodríguez (Asaja), Ángel Galve (COAG) y (Ecologistas), junto con el director general de Desarrollo Rural del , y los responsables de CCOO , y , han protagonizado la segunda sesión de las jornadas organizadas por el sindicato para conocer y profundizar en las necesidades, fortalezas, oportunidades y debilidades en el desarrollo rural en CLM.

La jornada de hoy, que se abrió con un minuto de silencio en recuerdo a las víctimas de los incendios que en los últimos días han asolado , llevaba por lema “Desarrollo rural equilibrado en CLM”, ha comenzado con una exposición detallada, a cargo de Francisco Javier Carmona, del Plan 2014-2020 de desarrollo rural, dotado con 1.577 millones de euros -de los que 1.147 provienen de los fondos europeos FEDER, 329 los aporta la JCCM y los restantes 101 el , una cifra que, pese a su magnitud, buena parte de los asistentes consideraron insuficiente.

Así, Julián Atienza señaló las carencias en infraestructuras de todo tipo, desde carreteras a sanidad y educación, de las que adolece el mundo rural, y la consiguiente falta de presupuesto para atender todas las necesidades. Adela Garrido puso el acento en la acentuación de muchos problemas sociales en el entorno rural, desde los casos de pobreza energética a la desigualdad de género.

También Orlena de Miguel puso el acento en los problemas y necesidades de la mujer en el mundo rural, y coincidió con otros participantes en la escasez de los fondos disponibles para lograr todos los objetivos del Plan de Desarrollo Rural.

Carlos Cotillas subrayó que, en todo caso, lo que hay que conseguir es que los fondos del Plan se conviertan en empresas, en actividad económica y empleo.

Fijar población garantizando unos buenos servicios públicos y promoviendo una correcta explotación de los recursos fueron algunas de las aportaciones de José Juan Fernández, que también alertó sobre la necesidad de prestar mucha atención a los cambios que puedan derivarse de las alteraciones climáticos.

Florencio Rodríguez subrayó que es importantísimo acertar en las decisiones políticas sobre el destino de los fondos dedicados al Plan; y alertó al respecto de las “dos velocidades” que impone el reparto desequilibrado de la PAC, de la que unos pocos, que son los que más tienen, se llevan la mayor parte, mientras que a los muchos que tiene poco les corresponde la menor.

En esto coincidió con Ángel Galve: los pagos de la PAC son insolidarios. Por su parte, José Fuentes planteó la necesidad de que la PAC atienda especialmente a la creación de empleo, más que a la posesión de grandes extensiones de terreno agrario.

Miguel Ángel Hernández apuntó que hay que brindar al mundo rural la oportunidad de resultar atractivo por lo que en sí mismo ofrece; y dar a quienes lo habitan la posibilidad de tener futuro con la explotación sostenible de sus recursos.

María Ángeles Castellanos también incidió en las posibilidades laborales de los “empleos verdes”, pero también reclamó acciones positivas para acabar con la brecha digital en el mundo rural.

Ángel León, secretario general de la federación de Industria de CCOO-CLM, organizadora de las Jornadas, ha valorado y agradecido la presencia y las aportaciones de todos los participantes y ha destacado la “unanimidad de todos en que el objetivo de CLM debe ser garantizar el futuro demográfico del mundo rural”

Para León, el debate ha sido “enriquecedor, porque todos los partidos han coincidido en la necesidad de combatir el despoblamiento en zonas rurales, un reto importantísimo para el futuro porque la tendencia demográfica muestra una constante pérdida de población, algo que tiene que preocupar en una región eminentemente rural como la nuestra y la que hay que prestar atención prioritaria”

“Hablar del futuro de nuestro mundo rural es hablar de asentar la población. Es hablar de generar un empleo digno con perspectivas de futuro. Es hablar de la mejora de la eficiencia en la gestión del agua como bien imprescindible. Es hablar de impulsar la economía generando nuevas actividades rurales. Es hablar del cuidado y mantenimiento de nuestros bosques y de la sostenibilidad medioambiental. Es hablar de conservar la cultura tradicional y nuestras raíces.”

“En definitiva, es hablar de mejorar la calidad de vida de las personas del medio rural”, concluyó León