La patronal de las cajas de ahorros y los sindicatos del ramo han plasmado esta tarde la firma que renueva el convenio del sector y por el que se congela la retribución de este año y la subida salarial se limita a entre el 1% y el 1,25% para 2013 siempre que la economía no entre en recesión.

Comfia CC.OO., Fes y CSICA, y la patronal Acarl se comprometieron bajo firma a un acuerdo sobre dicho marco con tres años de vigencia, que contempla también un aumento salarial de entre el 1% y el 2% para 2014, si no hay recesión.

“Acabamos de salvar el sector”, sentenció ante los medios tras suscribir el convenio el secretario general de la Federación de Servicios de UGT, José Miguel Villa, quien justificó su afirmación en que el convenio garantiza el empleo y “disipa las malas expectativas”.

Por ello, su homólogo de Comfia-CC.OO., , subrayó que este convenio sirva de “palanca” de cara a la renovación del de la banca. Eso sí, se mostró pesimista ante la exigencia de la (AEB) de congelar los suplementos por antigüedad y promoción.

El secretario general de Acarl, , puso énfasis en que los agentes sociales deben seguir negociando en el marco del diálogo social, y valoró que este convenio “incorpora medidas menos traumáticas”.

Por último, el presidente de CSICA, Felix Torquemada, señaló que el convenio pretende “facilitar” la contratación y una “hoja de ruta” para no hacer despidos. “Pero los tiempos son los que son”, agregó, al tiempo que dejó abierto que “en el futuro” sólo exista un convenio en el sector financiero.

Los sindicatos y la patronal de cajas también han acordado garantías de empleo en los procesos de concentración y reestructuración, como que no se usen las medidas previstas en el Estatuto de los Trabajadores sin negociación previa con la representación sindical.

En dichos procesos de negociación también se dará prioridad a las soluciones vegetativas y no extintivas, como las suspensiones, las reducciones de jornada y las excedencias, para evitar recurrir a despidos forzosos.

DUDAS SOBRE LA REFORMA FINANCIERA

Con este acercamiento de posturas entre trabajadores y patronal de las cajas de ahorros se refuerza la aplicación de este convenio sectorial y no el de la banca.

En cuanto a la reforma financiera, los sindicalistas rechazaron que vaya a suponer un rebaja del precio de la vivienda, y el representante de UGT criticó que en caso de que esto ocurra los ciudadanos no tendrán acceso al crédito.

(EUROPA PRESS)