Así lo ha explicado en rueda de prensa, donde ha resaltado que en los últimos siete años desde que preside el Gobierno, sólo han venido a la región 100 millones de euros en inversiones, mientras que con Zapatero el saldo fue de más de 2.000 a lo largo de dos legislaturas.

En este punto, ha abogado por conformar un pacto regional en defensa de los intereses de Castilla-La Mancha para exigir ese aumento de inversiones.

“Exigimos ese pacto para votar a favor los presupuestos. No lo haremos si no hay una inversión justa con las necesidades de Castilla-La Mancha”, ha enfatizado.