Los pensionistas de Castilla-La Mancha han dejado de adelantar de su bolsillo 19,6 millones de euros desde que el Gobierno regional suprimió el copago farmacéutico.

Así lo ha dado a conocer el portavoz del Gobierno regional, , en rueda de prensa para informar de los acuerdos del , donde ha destacado que “los pensionistas de Castilla- La Mancha, desde que el Gobierno de eliminó el ‘repago’ farmacéutico que solo los convertía en prestamistas de la Administración, han vuelto tener en sus bolsillos, en apenas dos años, 19,6 millones de euros”.

Hernando ha añadido que son 19,6 millones de euros “que no tiene la Junta en el banco para tener liquidez, porque consideramos que donde realmente hace falta ese dinero es en los hogares; en unos hogares que ven como cuesta más las carta que le envían que lo que realmente dice esa carta que le sube la pensión”.

De este modo, el portavoz del ejecutivo ha asegurado que la Comunidad Autónoma planteará un debate serio e integral de las pensiones en el marco de la reforma de la financiación autonómica, en el que “Castilla-La Mancha tiene voluntad de ser parte de la solución”.

Una solución que ya anticipó el Gobierno regional reconociendo hace dos años “que esto era un problema, porque la hucha de las pensiones se estaba agotando” y que junto con Cataluña y la sequía, el de las pensiones, “es un problema estructural en España”.

En este sentido, Hernando ha remarcado que la única forma de que deje ser un problema es que “en lugar de facilitar que el despido de la gente joven sea barato, lo que realmente tiene que ser batato es su contratación”, y subrayado que Castilla-La Mancha trabaja de forma integral en este sentido a través de actuaciones como el Plan de Retorno de Talento o el Plan de Empleo, además de medidas para que los pensionistas no se vean castigados, tales como la eliminación del copago farmacéutico.

Proyectos de Acción Humanitaria y de Emergencia

En otro orden de cosas, el Consejo de Gobierno ha aprobado el crédito presupuestario disponible en 2018 para proyectos de Acción Humanitaria y Emergencia que desarrollarán entidades de iniciativa social en terceros países y cuya convocatoria será publicada mañana en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha con un presupuesto de 255.400 euros.

En este sentido, el portavoz del Ejecutivo regional ha destacado que estas ayudas se han incrementado un 8,5 por ciento respecto a 2017 y ha añadido que “estos 255.400 euros que destinamos para la ayuda humanitaria de emergencia supone duplicar los fondos que había en el año 2014, en la pasada legislatura”.

Las ayudas van dirigidas a proyectos de emergencia, que son los destinados a la provisión urgente de bienes y servicios básicos para garantizar la supervivencia y aliviar el sufrimiento de las personas afectadas por las distintas crisis humanitarias; y por otra, a proyectos de acción humanitaria, que engloban la atención a crisis crónicas y olvidadas, conflictos complejos y prolongados con un alto riesgo de recurrencia, la asistencia prolongada a personas refugiadas y desplazadas, la rehabilitación post-desastre y restauración de servicios sociales básicos.

También se subvencionarán actividades orientadas a la preparación y prevención de desastres y a la prevención de conflictos, a la construcción de la paz y a promover unas bases para el desarrollo.

Además, el Consejo de Gobierno ha autorizado el inicio de los trámites para la contratación de la redacción del proyecto, dirección facultativa y coordinación de seguridad y salud de las obras de finalización del nuevo Centro de Salud de Balazote (Albacete), una infraestructura que se empezó a construir en 2011 y que paralizó el anterior Ejecutivo en 2012 y que, a día de hoy, se encuentra ejecutada tan solo en un 24 por ciento.

Hernando ha explicado que se ha elaborado un nuevo Programa Funcional que daría como resultado un centro de salud de más de 1.000 metros cuadrados construidos y 805 metros cuadrados útiles.

El nuevo centro tendrá Área de Recepción de pacientes, Área de Urgencias y Área de Asistencia General con dos consultas de Medicina General, otras tantas de Enfermería y una de Pediatría, además de una sala de extracciones y curas, salas de espera y aseos. Dispondrá también de espacios para las Unidades de Apoyo como la matrona, Área de Rehabilitación, Trabajador Social y Área de Docencia. “Y además vamos a dotarlo de Odontología con una consulta y un gabinete”, ha remarcado Hernando.

El actual centro de salud es un edificio de 1964 que se ha quedado pequeño para albergar todos los servicios que ofrecen los Equipos de Atención Primaria en Castilla-La Mancha y atender la Zona Básica de Salud de Balazote, que tiene una población de 5.632 tarjetas sanitarias, de las que 2.287 corresponden a este municipio y el resto a los consultorios que la conforman: Cañada Juncosa, Casas de Lázaro, La Herrera, El Jardín, Lezuza, Masegoso, Pozuelo, San Pedro, Tiriez y La Yunquera.