El alcalde ha explicado que en una de las primeras reuniones que mantuvo el actual equipo de Gobierno a escasas semanas de haber tomado posesión fue con esta asociación vecinal que le planteó su preocupación por el mal estado de esta pérgola y las situaciones de riesgo y peligro que generaba. Los tablones de madera se habían dañado por el paso del tiempo y las inclemencias meteorológicas, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Así, se ha esperado a que transcurra el verano para no dejar a esta plaza sin sombra pero, en cuanto ha sido posible, se están acometiendo estos trabajos de renovación. Desde la Asociación de Vecino de Carretas, , ha explicado que la pérgola se ha ido deteriorando año tras año desde que se colocó, si bien es desde hace dos años cuando su mal estado comenzó a preocupar, “empezamos a presentar escrito tras escrito, hasta que al fin nos han hecho caso y nosotros estamos muy contentos”, ha dicho.

Desde el Ayuntamiento se constató el mal estado de esta instalación y el riesgo que suponía no solo para los niños que aquí juegan, sino para todas las personas que deambulaban por la plaza, dado el riesgo de caída de los tablones. “Este es uno de los claros ejemplos de que desde el minuto uno de nuestra toma de posesión estamos trabajando para resolver problemas históricos y reivindicaciones antiguas”, ha declarado Casañ, que ha tomado nota, al igual que lo ha hecho la concejala de Barrios, de la petición vecinal para que se reparen los problemas de humedades en el centro sociocultural del barrio.

El concejal de Sostenibilidad ha detallado que para evitar el deterioro de la nueva pérgola se ha optado por sustituir los tablones de madera por otros de aluminio lacado que simulan madera, pero son más resistentes. La pérgola tiene 150 metros de longitud, está dispuesta en dos tramos, en forma de L, y tiene seis metros de ancho. El coste de su renovación ha rondado los 150.000 euros y los trabajos están siendo realizados por OHL, empresa concesionaria del mantenimiento de zonas verdes, con cargo a este contrato en una partida existente para ejecución de obras no previstas en el pliego.

PROTEGER EL ARBOLADO

Julián Ramón ha explicado que aprovechando esta renovación se ha bajado la pérgola medio metro, si antes estaba puesta a 3,5 metros ahora se ha rebajado a los 3 metros para así evitar que las cerca de 40 moreras que circundan la pérgola sufran daños en sus cruces, como estaba ocurriendo hasta ahora. “Esta es una leve medida, pero que evitará dañar estos árboles y que demuestra la sensibilidad que este equipo de Gobierno tiene hacia el arbolado de la ciudad, es solo un de las muchas medidas de protección del arbolado que vamos a ir adoptando, al y como anunciamos en el pleno la semana pasada cuando se debatió la creación de la ordenanza del arbolado”, ha recalcado el concejal.

En este pleno, el concejal de Sostenibilidad se comprometió a aprobar en este mandato la Ordenanza Municipal de Arbolado, un texto normativo que está bloqueado hace el año 2014. Asimismo, Julián Ramón informó de que ya se está ultimando la realización del inventario del arbolado de la ciudad para conocer el estado en el que se encuentra y estudiar las medidas a adoptar.