Del total de pernoctaciones 162.425 fueron de residentes en España y 45.373 de residentes en el extranjero, con una estancia media de 1,62 días en hoteles castellanomanchegos.

De su lado, respecto a los viajeros, los hoteles de la región registraron 128.047 turistas —101.433 residentes en España y 26.614 residentes en el extranjero— en el primer mes de año, lo que supone un cambio de 3,92% con respecto al mismo mes del año anterior.

DATOS NACIONALES

A nivel nacional, los hoteles españoles registraron 15,9 millones de pernoctaciones en enero, lo que supone un 2,9% más que en el mismo mes de 2019.

Con el avance de enero, las pernoctaciones en establecimientos hoteleros encadenan tres meses de aumentos interanuales después de las subidas del 0,5% y del 1,5% en noviembre y diciembre, respectivamente.

El repunte de las pernoctaciones en enero fue consecuencia del incremento de las pernoctaciones de los residentes en un 3,5% y del avance en un 2,6% de las realizadas por los extranjeros.

La estancia media bajó un 3% respecto a enero de 2019, situándose en 2,9 pernoctaciones por viajero.

La tasa anual del Índice de Precios Hoteleros (IPH) se situó en una media del 0,9% en el primer mes del año, 1,6 puntos menos que la del mes anterior y tres décimas por debajo de la registrada un año antes.

La facturación media diaria por habitación ocupada (ADR) fue de 82 euros en enero, un 0,8% más respecto a igual mes de 2019, mientras que el ingreso por habitación disponible (RevPar), condicionado a la ocupación registrada, alcanzó los 44,5 euros de media, con un avance interanual del 2,8%.