En rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos del , ha explicado que a estos pacientes se les realiza esta prueba y se envía los resultados de la imagen y el informe a todos los profesionales de la región. “En vez de viajar el paciente, viaja la imagen y el informe, en el que se añade las decisiones que se han ido tomando”.

Asimismo, el consejero ha reafirmado que cuando se termine los nuevos hospitales de la región, se dispondrá de un PET-TAC fijo en las cinco provincias. La adquisición del que se destinará al nuevo hospital de Toledo está en proceso, los de Guadalajara y Cuenca se adquirirán próximamente y “poco a poco se irán distribuyendo”.

A esto se añade la compra de siete aceleradores lineales para el tratamiento de cáncer con los fondos de la , con los que se han comprado los cinco primeros —uno a Ciudad Real, dos a Albacete y dos a Toledo— mientras que faltan por comprar otro para Cuenca y otro para Guadalajara.

De los 15 millones que esta fundación proporcionó al Gobierno regional, se han destinado 7 millones a la compra de mamógrafos con tomosíntesis, ahora se destinan fondos para la compra de los aceleradores lineales, y quedarían por adquirir en Guadalajara y Cuenca.