Ha sido en rueda de prensa en el Parlamento donde el diputado de la formación naranja ha explicado que si los médicos de cabecera pueden hacer un mayor número de pruebas diagnósticas y no tienen que derivar a los pacientes a los centros de especialidades, no habrá que esperar meses para hacer una simple radiografía.

Esta iniciativa forma parte de una de sus medidas para reducir las listas de espera en Castilla-La Mancha, junto a su propuesta, ya anunciada en varias ocasiones, de hacer una auditoria integral de las mismas.

Así, ha dicho que aunque el Gobierno regional diga lo contrario, los castellanomanchegos sabe que las listas de espera “son altas” y que “siguen subiendo”.

“En Castilla-La Mancha la sanidad es muy mejorable”, ha advertido Muñoz, quien ha pedido al PSOE “no hacer política” con la sanidad pública, “uno de los pilares del Estado del Bienestar”.