Dotar de nuevos instrumentos al programa de Cooperación Internacional de la Consejería de Salud y Bienestar Social con el fin de conseguir una mayor incidencia en las actuaciones que se llevan a cabo con los pueblos y países más desfavorecidos es uno de los objetivos del nuevo Plan Estratégico de Cooperación para el Desarrollo-Horizonte 2011, que ha sido presentado en la última reunión del Consejo Regional de Cooperación para el Desarrollo.

Así, la última reunión anual de este órgano de participación de las ONG y agentes sociales implicados en el área de cooperación ha estado presidida por el consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, quien ha presentado al pleno del Consejo el borrador del Plan Estratégico.

En dicho documento se recogen todas aquellas actuaciones que deberán desarrollarse en los proyectos de ayuda al desarrollo que todos los años financia el Gobierno de Castilla-La Mancha, introduciendo algunas mejoras y modificaciones con el fin de incrementar el impacto de las acciones de cooperación en estos países.

Uno de los aspectos más destacados del Plan Estratégico es la creación de los ‘programas de cooperación’, una nueva figura que permitirá concentrar diversas ayudas o proyectos en una zona o población específica, con el fin de conseguir una actuación diversificada y de la que se pueda beneficiar el mayor número de personas en los ámbitos más esenciales, como educación, sanidad, desarrollo económico, etc.

Asímismo, y para incrementar la calidad técnica de los proyectos y las actuaciones que se lleven a cabo en estos países, este documento prevé nuevas medidas en el ámbito de la formación; la evaluación y el seguimiento de los proyectos, como la puesta en marcha del Observatorio de la Cooperación Castellano-Manchega; y la mejora de las capacidades de gestión, con la creación de la Agencia Castellano-Manchega de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Ahora, el pleno del Consejo Regional de Cooperación deberá emitir un informe sobre el mencionado Plan Estratégico, con el fin de que pueda ser adoptado y comience a ponerse en marcha en próximas convocatorias de ayuda al desarrollo.

Fernando Lamata destacó ante el pleno de este Consejo Regional la apuesta decidida del Gobierno castellano-manchego por la cooperación internacional, como lo demuestra el compromiso del presidente Barreda por incrementar todos los años un 10% la aportación presupuestaria a este programa.

De hecho, gracias a este incremento el próximo año la cantidad que se destinará a proyectos de ayuda al desarrollo y de ayudas de emergencia ascenderá a más de 44,3 millones de euros.