El Plan de Garantías Ciudadanas de Castilla-La Mancha, impulsado por Podemos dentro del Gobierno regional, aumentó su cobertura en 2018 para llegar a 111.000 hogares —en 2017 fueron 100.000— y adjudicó un total de 153.66 prestaciones, ya que algunos hogares reciben más de una prestación.

Así lo ha puesto de manifiesto este martes en rueda de prensa la consejera de coordinación del Plan de Garantías Ciudadanas, , quien ha estado acompañada en su comparecencia por el vicepresidente segundo de la Junta, , y que ha presentado al el informe de seguimiento del Plan.

La consejera ha indicado, en cuanto a la distribución de las prestaciones en función de los programas de este Plan el pasado año, que el programa de garantía de rentas ha supuesto el 83,7% del total de las mismas (128.000), el de suministros básicos de hogar el 10,2% (15.664) y el habitacional el 6,1% (9.327).

También se ha detenido en las correlaciones del plan en 2018 respecto a otros departamentos de la Junta para indicar, a modo de ejemplo, que el 39,2% de los perceptores de ayudas a familia numerosa han recibido también alguna ayuda de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes; o que el 28% de los titulares de la ayuda a suministros percibe una ayuda a material curricular.

POR PROVINCIAS

Por provincias, destaca con el 37,9% del total de las prestaciones, seguida de Ciudad Real con el 24,4% y Albacete con el 19,7%. “Se corresponde el número de prestaciones con el peso que tienen estas provincias sobre la población total de Castilla-La Mancha”, ha añadido la consejera.

En cuanto a la distribución por sexos de las prestaciones, Herranz ha dicho que el informe apunta que, sobre el total, “prácticamente” se encuentran equilibradas en cuanto a número de perceptores mujeres y el número de perceptores hombres.

“Sin embargo, por cada una de las prestaciones hay algunas diferencias de género tanto en las solicitudes como en las concesiones a tener en cuenta”, ha indicado, para apuntar que en el Ingreso Mínimo de Solidaridad el 67,3% son de mujeres frente al 32,7 de varones, que el 70% de las ayudas a emergencias son concedidas a mujeres y el 29% a varones.

En el caso del empleo, la consejera ha explicado que hay una mayor representación de las mujeres en los planes de empleo, ya que el 59,4% son contrataciones a mujeres. Pero en el sector específico de personas de más de 55 años la masculinización “es mucho más alta” con el 80% de contratos a hombres.

MEJORAS INTRODUCIDAS

Sobre las mejoras que se introdujeron en el Plan en 2018 y el impacto que han tenido, Herranz ha señalado que se añadió la no suspensión de tres meses en el Ingreso Mínimo de Solidaridad que ha supuesto un aumento de, 45,3% en las ayudas concedidas respecto a 2017 y una subida de la cuantía media hasta los 513 euros.

Otra de las mejoras que se introdujo fue la ampliación de la percepción de las ayudas de emergencia en situaciones de pobreza energética pudiéndose percibir más de una, por lo que 542 unidades familiares han recibido en 2018 más de una ayuda a suministros; a lo que ha añadido que los cambios en acceso a determinadas prestaciones de educación han supuesto que en las bonificaciones en las escuelas infantiles de la Junta el 47,9% de los matriculados tenga una exención del 100% en la matrícula.

Como principales conclusiones de este informe, que se publicará este miércoles en la web de la Consejería, Herranz ha destacado el aumento de la cobertura del Plan, el aumento de prestaciones totales, el impacto de género “más o menos equilibrado” y un aumento del impacto sobre la población total de la región.

Sobre este último punto ha manifestado que el impacto del Plan de Garantías es del 12,7% del total de hogares de Castilla-La Mancha y del 18,1% del total de la población. Si se tienen en cuenta los hogares con bajos ingresos, se está llegando al 30% de la población con bajos ingresos de la región.

UN NUEVO DERECHO

“Teniendo en cuenta estos datos, el proyecto de ley aprobado el 12 de febrero recoge el Plan de Integral de Garantías Ciudadanas a través de las garantías complementarias y articula un nuevo derecho de garantía de ingresos para todos aquellos hogares de bajos ingresos”, a argumentado la consejera.

De su lado, el vicepresidente segundo del Gobierno regional ha indicado a preguntas de los medios sobre si esta ley se aprobará esta legislatura, que los miembros de Podemos en la Junta “nunca” renuncian a nada. “Nuestra palabra y nuestro trabajo ha sido dada y está realizado; y si finalmente no acontece habrá que pedir responsabilidades a los responsable de que no sea así”, ha añadido.

Con todo, y tras desear que en Castilla-La Mancha no fuera necesario tener planes como este, ha señalado que desde la política se pueden atajar las desigualdades económicas y sociales de la manera “más racional e integral posible”. “Ese ha sido nuestro empeño; no hacer política experimental sino con diagnósticos sólidos para diseñar un mapa muy potente de la realidad”, ha concluido.