Albacete, 8 de mayo de 2017.- El Plan contra la Pobreza Energética puesto en marcha por el Gobierno del presidente ha concedido en los primeros cuatro meses del año unas 2.700 ayudas, de las 6.500 previstas, que han llegado a unas 10.000 familias, la mitad de cuyos miembros son menores, “un problema actual, real, que está acometiendo el en colaboración con Mancha”.

Así lo ha anunciado la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, durante el acto oficial de conmemoración del Día Internacional de la Cruz Roja, que ha tenido lugar en Albacete, con la celebración de una asamblea de los 14 comités locales de Cruz Roja en la provincia.

La consejera ha agradecido a los miembros de la ONG la colaboración que brinda al Gobierno regional en la tramitación de las ayudas, “que está siendo muy ágil y que resulta muy importante para luchar contra la pobreza energética”, pues ya ha atendido a 31.636 personas en situación de pobreza severa, de ellas el 47 por ciento menores, a través de 8.492 ayudas canalizadas a través de Cruz Roja.

Asimismo, ha destacado que gracias a iniciativas como el Plan contra la Pobreza Energética, Castilla-La Mancha ha mejorado sus resultados en la Encuesta de Condiciones de Vida 2016 pues la región mejora en 4 puntos en ‘Hogares con dificultades para llegar a fin de mes’ y en pobreza severa, que baja 0,9 puntos. “Esto nos indica que las medidas adoptadas por el Gobierno del presidente García-Page, como el Plan Extraordinario de Empleo, Plan contra la Pobreza Energética o la subida del IMS, han surtido efecto”, ha apuntado la consejera.

Otras líneas de colaboración con Cruz Roja

Aurelia Sánchez ha explicado que la colaboración con esta ONG se lleva a cabo en multitud de proyectos, “en cooperación al desarrollo, en infancia y familia, en atención y apoyo a personas con discapacidad y personas mayores, porque trabajar con colectivos vulnerables cuando así lo necesiten es el día a día de Cruz Roja y del Gobierno de Castilla-La Mancha”.

Por su parte, el presidente del Comité autonómico de Cruz Roja Castilla-La Mancha, , ha señalado que su entidad reúne a unos 16.000 voluntarios, a más de 70.000 socios y a 230 trabajadores, para atender a unas 200.000 personas a través de los distintos programas, “escuchando a la sociedad para dar respuesta a las necesidades actuales, por ejemplo de desempleo, de violencia de género mediante telefonía móvil”.

32.000 personas atendidas en Albacete

El presidente del Comité provincial de Cruz Roja en la provincia de Albacete, , ha precisado que cuenta con 14 asambleas locales, con 14.210 socios y con 4.862 voluntarios, que durante 2016 han atendido a 32.200 personas, la mitad de ellas en situación de extrema vulnerabilidad. A través de su Plan de Empleo ha elaborado itinerarios integrados de inserción laboral para 1.002 personas, de las que ha conseguido insertar laboralmente a 196.

El Plan de Intervención Social de Cruz Roja en Albacete tiene la misión de contribuir a la inclusión social de las personas más desfavorecidas, desde un enfoque integral de las distintas dimensiones de la exclusión social. Para ello ha realizado 31.655 intervenciones que han llegado a 14.526 personas atendidas.

Dentro de ese Plan, han apoyado 3.412 personas mayores y con discapacidad, por medio 32.616 intervenciones, para paliar en la medida de lo posible su riesgo de vulnerabilidad y mejorar la calidad de vida de las personas mayores en su proceso de envejecimiento.