El Plan de Seguridad y Calidad Industrial impulsado por el para garantizar la seguridad y calidad de la instalaciones energéticas industriales y domésticas de la región contribuirá a generar actividad entre las empresas del sector.

Así lo ha afirmado el director general de Industria, Energía y Minería, José Luis Cabezas, en la clausura de XIV Asamblea General de la Federación Regional de Asociaciones de Empresas Instaladoras y y Energías de Castilla-La Mancha (FRICAM), que preside . A este acto, que se ha celebrado este jueves en Cuenca, también ha asistido el director general , y Seguridad Laboral del Gobierno de Castilla-La Mancha, .

Cabezas ha insistido en que el objetivo de este Plan garantizar la seguridad y calidad de la instalaciones industriales y domésticas de la región afectadas por los Reglamentos de Seguridad Industrial, y el cumplimiento de la normativa, para minimizar los daños en las personas, los bienes y el medio ambiente.

Ha explicado que el Plan persigue informar a los titulares de instalaciones y equipos sometidos a Seguridad Industrial y Metrología, de sus obligaciones en relación con su puesta en funcionamiento, así como en su conservación y mantenimiento. En concreto, este Plan es aplicable a instalaciones eléctricas, petrolíferas, talleres, protección contra incendios, instalaciones térmicas, almacenes de productos químicos, plantas frigoríficas, equipos a presión, ascensores, grúas e instalaciones de riesgo grave.

Además, la aplicación de este Plan, que busca revisar 150.000 instalaciones en los próximos cuatro años, es preceptiva para el control metrológico de camiones cisterna, gasolineras, instrumentos de pesaje automático y no automático, refractómetro, manómetros y medidores de temperatura y en el control de entidades que actúan en el ámbito de la Seguridad Industrial, como es el caso de centros de formación, organismos de control, empresas instaladoras y conservadoras, profesionales exentos de visado, reparadores de equipos de medida sujetos a control meteorológico, talleres de tacógrafos y entidades que actúan en el ámbito de las cisternas.

Por otra parte, el director general de Empleo, Formación y Seguridad Laboral, Eduardo del Valle, ha anunciado una nueva convocatoria del programa ACREDITA para que 1.200 profesionales de la seguridad industrial puedan obtener su certificado de profesionalidad, lo que contribuirá a aumentar el nivel de cualificación de los profesionales del sector, la calidad de los servicios y la seguridad de las instalaciones.

Del Valle ha recordado que el objetivo del programa ACREDITA es que todos los trabajadores de un sector determinado puedan obtener un certificado de profesionalidad, que es un título oficial que les reconoce las competencias adquiridas a través de su experiencia laboral y en aprendizajes no formales, siempre que puedan acreditar los conocimientos que se requieren. En caso contrario, se le ofrece la posibilidad de completar esa formación.

La nueva convocatoria irá dirigida a electricistas de baja tensión, instaladores de gas, fontaneros y otros profesionales del sector de la seguridad industrial de la región.