Así lo ha expresado el ministro en una atención a medios antes de clausurar, en , la jornada ‘La agricultura andaluza en el nuevo contexto internacional ante el acuerdo Unión Europea-Mercosur’, y al ser preguntado acerca de una posible reducción de las ayudas de la PAC según alertan organizaciones agrarias.

Planas ha respondido indicando que se ha producido “un error de interpretación” por parte de las organizaciones agrarias que estén alertando de eso, y ha explicado que ha planteado una prórroga de la entrada en vigor de la nueva PAC del periodo 2021-2027.

Ha detallado que España y Francia están “en intentar que el retraso de la entrada en vigor sea solo de un año, del 2021 al 2022, pero hay muchos Estados miembros que están apostando ya por dos años” para dicha prórroga.

“Dos años en un periodo de siete me parece mucho”, según ha admitido Planas, a quien le “gustaría que como máximo fuera de un año” dicha prórroga, tras lo que ha detallado que “en ese año se aplicará el nuevo presupuesto, pero sobre la PAC actual”.

El ministro ha apuntado que, “como no hay nuevas cifras porque el presupuesto no se ha decidido” —“se tiene que decidir en los próximos dos o tres consejos europeos”, según ha apostillado—, “la cifra que ha incluido la Comisión Europea es la de mayo del año pasado”.

De esta manera, “no es la cifra definitiva”, sino que “estamos aún con cifras provisionales, y espero y deseo que mantengamos el apoyo de la PAC 2014-2020 para el periodo 2021-2027”, según ha continuado Planas, que ha concluido insistiendo en que “no hay reducción” de las ayudas, sino un “error de interpretación” en quien lo crea así.

Cabe recordar que, la pasada semana, el comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, , explicó que la CE ha defendido que la prórroga de la PAC sea lo más corta posible y se limite a un año, es decir, a lo largo de 2021, con el objetivo de evitar que se “pierdan” fondos que los Estados miembros tengan que “completar” en un futuro. Así lo trasladó en una rueda de prensa tras el primer intercambio de posiciones entre los Veintiocho con respecto a los reglamentos de transición de la política agrícola europea.

La nueva PAC debería empezar a andar en enero de 2021 y los países, por tanto, deberían presentar a sus planes estratégicos nacionales en enero de 2020. Pero el bloqueo en las negociaciones del próximo presupuesto de la UE, que debe incluir la dotación de los fondos para los agricultores para el periodo 2021-2027, está deteniendo también los avances en el diseño de la PAC.

Ante esto, el Ejecutivo comunitario ha planteado a los países dos reglamentos para una transición que suponen una prórroga de un año. De esta forma, durante 2021 se seguirían utilizando los parámetros de la PAC actual mientras el sector se prepara para la entrada en vigor de la nueva.