Los vecinos de la entidad local de han constituido una Plataforma Cívica para luchar contra la implantación de proyectos de macrogranjas porcinas cercanos a núcleos urbanos, y con el objetivo además de que dar vida a la primera plataforma autonómica a partir de octubre.

En rueda de prensa, el portavoz de la Plataforma, , ha asegurado que la Plataforma Cívica de Gamonal nace “en defensa del medio ambiente y la salud, y en contra de la instalación de las granjas intensivas de porcino en la entidad local”, por lo que es “un soporte asociativo del sentir de la gran mayoría de los vecinos y de los que se han sumado a la causa”.

De hecho, ha reiterado que el movimiento social emergente en Gamonal ha venido auspiciado para mostrar su rechazo a las dos macrogranjas de porcino dentro de su término municipal a cargo de la empresa , y también, ha precisado, para “proteger, vigilar y controlar cualquier tipo de proyecto que atente contra los intereses sociales de Gamonal, y que vayan en contra del medio, ambiente, salud, economía y desarrollo, sin ningún carácter político”.

PROTECCIÓN Y DEFENSA DE GAMONAL

En este sentido, ha informado de que en un solo día se han inscrito 200 personas a esta Plataforma que “abandera la protección de Gamonal y su defensa, y el mantenimiento de la mejor calidad de vida de sus ciudadanos”.

Díaz ha manifestado que toda la acción popular que se está llevando a cabo a través de manifestaciones “no pueden quedar en un hecho aislado” ya que, a su juicio, la intención “no es vender humo ni hacer política”, sino “perseguir la verdad a través de documentos públicos que, de no haberse conocido, habrían avanzado como la pólvora ante la impotencia de unos vecinos que no habrían tenido margen de maniobra”.

Si bien, ha insistido que la acción de los vecinos ha posibilitado que puedan defenderse de este tipo de proyectos que atentan contra la entidad local menor y su futuro, y, según ha informado, trabajarán en seguir sumando adhesiones de particulares y de colectivos, incluido el alcalde de Gamonal, , que, dicen, “parece que no quiere la Plataforma”.

REUNIÓN CON GRUPOS DE OTRAS PROVINCIAS

A esto se suma, la propuesta de organizar grupos de trabajo para establecer una hoja de ruta en sus reivindicaciones, entre la que se contempla un escrito al Defensor del Pueblo y una reunión, en octubre, con colectivos de Cuenca y Guadalajara para constituir la Plataforma regional contra las macrogranjas de porcino.

“Lo que no queremos para nuestro pueblo, no lo que queremos para ningún pueblo vecino ni para los de la región”, ha recalcado el portavoz.

Además, ha concretado los fines de la Plataforma Cívica de Gamonal, entre los que se encuentran los de proteger de la situación de abandono y deterioro del pueblo; prohibir la instalación de granjas intensivas de porcino de cualquier término adyacente; defender y velar por bienestar y salud de los vecinos; proteger todos y cada uno de las aspectos de su patrimonio cultural, material e inmaterial, paisajístico o natural; proteger característicos y signos de identidad que identifican la imagen del pueblo de Gamonal; manifestar pacíficamente con concentraciones y actos para que las reivindicaciones sean atendidas, y por último, exigir a las autoridades que pongan sus medios para evitar la instalación de las granjas.

LIMITE MÍNIMO DE 7 KILÓMETROS

Por lo que respecta a la ordenanza municipal en la que trabaja el equipo de , y que limitaría la distancia de instalación de las macrogranjas a 4 kilómetros del núcleo urbano de Gamonal, desde la Plataforma han opinado que “no viene a decir nada, y que tampoco soluciona ningún problema porque sobre el terreno son 800 metros más”.

A este respecto, Díaz ha explicado que los vecinos insisten en la modificación del Plan de Ordenación Municipal (POM) de Talavera en el que se incluya como mínimo 7 kilómetros desde núcleos urbanos consolidados, ya que hay viviendas en estos momentos a menos de 1,5 kilómetros de los terrenos donde se quieren instalar las granjas, con 14.000 cerdos entre los dos proyectos, y una previsión de 33.000 cerdos al año.

También otro de los miembros de la Plataforma, Francisco Bernardo, ha lamentado que les obligaron a quitar la matanza domiciliaria por los malos olores, y ahora quieran “poner 14.000 cerdos fuera del pueblo”.