Según ha informado la plataforma en nota de prensa, esta iniciativa ha tomado como ejemplo la de la plataforma madrileña. La ley será encargada a un bufete de abogados, cuyo presupuesto es de 3.630 euros.

La plataforma ha manifestado que las administraciones “están convocando ofertas de empleo masivas donde no se genera empleo sino que se ofertan las plazas en las que llevan trabajando estos interinos en fraude de ley durante décadas”. “Es decir, se consolidan las plazas, pero no las personas, en contra del criterio de ”, ha apuntado.

“Para todos estos trabajadores y trabajadoras, que ya deberían ser fijos después de tantos años dedicados al servicio público, este sistema eliminatorio en el que sus años trabajados, si llegan a puntuar, lo hacen muy poco, supondrá irse al paro y además, sin indemnización, lo que desde las plataformas definimos como un ERE encubierto”, ha proseguido.

Desde la plataforma han explicado que la Administración dispone de una vía “justa, legal y real” para solventar el problema del exceso de temporaliadad: el concurso extraordinario de méritos del artículo 61.6 y 61.7 de la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público. “El requisito es que esta Ley sea aprobada en el parlamento autonómico”, ha detallado.

Una vez redactada durante este mes de febrero, la ley será entregada al Grupo Parlamentario Podemos, “que se comprometió en una reunión con esta misma plataforma el 10 de diciembre de 2018 a presentarla en las Cortes de Castilla-La Mancha e iniciar así la vía legislativa de manera inmediata, como se está siguiendo en otras comunidades autónomas”.

“Esta vía de estabilización de empleo es justa y no supone mayor coste al Estado. De hecho, ahorrará millones en juicios e indemnizaciones y evitará el mayor coste de todos, la expulsión de personal muy formado y experimentado de los servicios públicos”, ha continuado la plataforma.

Esta organización ha reivindicado que el personal temporal en fraude de ley “está defendiendo el pan de sus familias” y ha instado a la Administración a “terminar así, de forma real y efectiva, con el abuso de la temporalidad y a proveer de forma correcta las plantillas de las administraciones para que esta situación no se vuelva a repetir, mejorando de esta forma los servicios públicos y la generación de empleo, sin que nadie tenga que irse al paro”.