En los tres meses que han pasado desde la puesta en marcha del Plan, ya se cuenta con 188 jóvenes registrados a través de la plataforma online que los conecta con empresas y que registra ya con 4.750 visitantes únicos procedentes de 61 países, según ha informado la Junta en una nota de prensa.

En este contexto, la consejera ha explicado a los empresarios interesados en este Plan que cada joven cuenta, a su vez, con un mediador experto que actúa como nexo de unión entre el joven emigrado y sus oportunidades de regreso a la región, ya que, según ha afirmado la consejera, “necesitamos el talento de nuestros jóvenes si queremos ser una sociedad con futuro”.

TRES LÍNEAS DE APOYO

El plan cuenta con tres líneas de apoyo. Una de ellas consiste en ayudas de 10.000 euros para las empresas que hagan contratos indefinidos a jóvenes menores de 35 años, ampliables a 5.000 euros más si se trata de un joven con titulación universitaria para proyecto de I+D+i con participación de la , Alcalá de Henares o de un centro de investigación e innovación.

Otra de las ayudas, que podrá llegar hasta 6.000 euros, está dirigida al inicio de la actividad emprendedora y una iniciativa más que recoge este Plan es el denominado ‘Pasaporte de Vuelta’ que conlleva una cuantía de hasta 3.000 euros para gastos asociados al retorno; esto es, gastos de desplazamiento y traslado de mobiliario y enseres para quienes regresen a Castilla-La Mancha con un empleo —indefinido o temporal—, un proyecto emprendedor o a retomar sus estudios de formación reglada. Los beneficiarios de esta última tienen que mantener la residencia en Castilla-La Mancha al menos seis meses desde que se le concede.

A los tres meses de la puesta en marcha de este Plan ya se han tramitado 20 solicitudes de ayuda a la contratación indefinida; cinco para el inicio de la actividad emprendedora y 65 solicitudes de pasaportes de vuelta. Para continuar incrementando esta cifra, la consejera de Economía, Empresas y Empleo, ha pedido la implicación de los empresarios de la región y ha explicado que precisamente, ellos “forman parte de los objetivos principales del mismo”.

El primero de los objetivos del Plan es apoyar el regreso a la región de aquellos jóvenes que tuvieron que emigrar “como consecuencia de esta crisis y de la ausencia de políticas de fomento del empleo juvenil en la legislatura anterior”. Del mismo modo, y como segunda meta, se trata de “aprovechar el talento de personas formadas y con experiencia internacional en la economía de Castilla-La Mancha”.

“Nuestra obligación es optimizar la inversión que hemos realizado en la educación y la formación de nuestros jóvenes para que revierta en el crecimiento económico y el bienestar de los ciudadanos de Castilla-La Mancha, teniendo en cuenta además que el haber trabajado en el extranjero ha proporcionado a estas personas unas capacidades que maximizan la aportación a nuestra región”, ha apuntado Patricia Franco.

Entre los objetivos también está el de responder a la necesidad de las empresas de Castilla-La Mancha de la incorporación a sus equipos de trabajadores con perfil internacional. “Este programa es una apuesta ‘win-win’ para el conjunto de la sociedad de Castilla-La Mancha. Por una parte, responde a las necesidades de los jóvenes emigrados, y por otra responde a la de las empresas, que precisan contar con trabajadores con perfil internacional, y sobre todo, beneficia al conjunto de nuestra región”, ha apuntado.

El presupuesto del Plan de Retorno del Talento Joven en 2018 aumenta un 65 por ciento, con un importe global de 782.000 euros en este ejercicio que se suman a los 472.000 euros ya destinados en 2017.