Tras la plantación, a la que ha acudido el alcalde de Guadalajara, , y varios miembros de la corporación municipal, se ha procedido a descubrir una placa conmemorativa, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Román ha lamentado que hace unos años la grafiosis acabara con diversos olmos de Guadalajara, incluida la olma de Bejanque, y ha agradecido el gesto del Ministerio, la y FAGUS de regalar a la ciudad un ejemplar libre de esta enfermedad.

“Espero que dentro de muchos años, este olmo llegue a tener el mismo porte que nuestra olma y que pueda ser disfrutado por generaciones venideras”, ha señalado.

El alcalde ha reafirmado el compromiso municipal de hacer de Guadalajara una ciudad más sostenible. “Desde que soy alcalde, por cada árbol que tenemos que talar, plantamos al menos otros dos. Es una línea de acción de este equipo de Gobierno, que en los últimos años ha creado más de 55.000 metros cuadrados más de zonas verdes en la ciudad”.