Así lo ha explicado este viernes en la consejera de Bienestar Social, , que ha comparecido en comisión parlamentaria, donde ha señalado que en este momento se está valorando la situación para adaptarla “a la realidad presupuestaria de la región”.

Además, se mantendrá la aportación que pone la Administración, que destina para cada beneficiario 108 euros, poniendo el usuario entre 115 y 170 según la categoría del balneario, ha indicado la consejera del área.

Hasta la fecha ya se han asignado 2.557 plazas de las que 1.065 son del primer turno —de abril a junio—; y 1.492 para —entre julio y septiembre—. “En este momento se trabaja en la concesión del tercer turno que finaliza el 31 de agosto”.

Aurelia Sánchez ha segregado el programa en dos vertientes: social y terapéutica. Según ha afirmado el programa terapéutico comenzó en 2002 con la colaboración de la con Alzheimer y otras demencias y la novedad de 2016 fue ampliarlo a personas que padecen Parkinson, a sus familiares y a los profesionales de referencia y en colaboración con la .

De esta manera, “en 2016 participaron 350 personas de 31 asociaciones de Alzheimer y 10 de Parkinson”, algo que está previsto mantener en 2017, según la titular de Bienestar Social.

Por otra parte se encuentra la vertiente social que pretende “una mayor atención a mayores y mejora de envejecimiento activo y de la calidad de vida”. Así, en 2016 se adjudicaron 3.000 personas que disfrutaron de cinco días y cinco noches en balnearios de la región.

Por último, Sánchez ha destacado que este programa permite también que los balnearios “superen la estacionalidad económica”, lo que revierte en el mantenimiento de los puestos de trabajo que ascienden a 600 empleos directos y 1.700 indirectos, ha concluido.