Según ha avanzado en su cuenta de en tres mensajes recogidos por Europa Press, su intención sería “contribuir a un partido en el que los afiliados tomen libremente las decisiones sin que nadie las tome por ellos”.

Considera, según su explicación, que “un partido que devuelve el poder a los afiliados es un partido más fuerte, un partido con mucho más músculo y mejor preparado para recuperar el ”.

“Sea como candidato o como afiliado apoyando otra candidatura, pondré todo mi empeño en transformar el PP de Castilla-La Mancha. Hay que liberar al afiliado. Las decisiones importantes se toman entre todos y no entre unos pocos”, sentencia en sus mensajes en la red social.

García Hidalgo, que fue portavoz de PP en la oposición en la pasada legislatura cuando gobernaba el socialista , se alineó con la exvicepresidenta del Gobierno, , en el último proceso congresual a nivel nacional del partido.

Durante la carrera por suceder a , se mostró muy crítico con el partido en su provincia al considerar que estaba favoreciendo a la candidatura de María Dolores de Cospedal durante todo el proceso.

También ha protagonizado otros momentos polémicos al desear que y Ciudadanos ganara las elecciones en Cataluña ya que, a su entender, el candidato del PP, , no tenía opciones; y se mostró muy crítico con el diseño de las listas electorales en la provincia de Cuenca, en la que la candidatura al fue encabezada por el exministro de Justicia, .

Hasta el momento, sólo el albaceteño —alcalde de y diputado regional— y el toledano —alcalde de y también parlamentario en las Cortes— han anunciado formalmente su candidatura, mientras que la ciudadrealeña —vicepresidenta tercera de la Mesa del Congreso— y el guadalajareño —alcalde de Guadalajara— están valorando dar el paso.