Así lo ha explicado el propio Posada a Europa Press tras la breve conversación que ha compartido con ambas en el hemiciclo del Congreso al final de la sesión vespertina de este martes.

Posada ha decidido avalar a Cospedal porque fue ella quien le permitió encabezar la lista del PP por al Congreso en las elecciones generales de 2011, propiciando así que luego pudiera convertirse en presidente de la Cámara.

BESO DE LAS CANDIDATAS

Al finalizar las votaciones, Posada se ha acercado al escaño de Cospedal para charlar con ella, momento que ha aprovechado la exvicepresidenta para sumarse a la conversación. Además, ha sido Sáenz de Santamaría la que ha tomado la iniciativa para saludar a la todavía ‘número dos’ del partido. Le ha puesto el brazo al sobre el hombro y después ambas se han dado dos besos.

Antes de las votaciones, Sáenz de Santamaría ya estaba en su escaño cuando Cospedal ha entrado al hemiciclo. La también exportavoz parlamentaria se sienta ahora en la segunda fila de la bancada del PP, junto al pasillo, y Cospedal lo hace en el segundo asiento de la que hay justo encima del ‘banco azul’ reservado al Gobierno.

Antes de sentarse, Cospedal ha dirigido unas palabras de saludo hacia los escaños que ocupan Saénz de Santamaría; el coordinador general del partido , y el también precandidato . Sin embargo, no se han producido saludos individualizados.

Ha sido después de las votaciones cuando Casado se ha acercado a besar a Cospedal a su escaño, y después, cuando se ha parado Posada, cuando lo ha hecho Sáenz de Santamaría. El expresidente del Congreso ha aprovechado que estaban las dos juntas para pedirles que se llevaran “bien”, algo a lo que ambas se han comprometido.

Cuando ya habían bajado del escaño y Sáenz de Santamaría abandonaba el Salón de Plenos se ha producido el saludo entre Cospedal y el exministro y también precandidato , quien, sin embargo no ha intercambiado palabra alguna con la exvicepresidenta.