El PP entiende que se trata de “un desprecio al Ayuntamiento de Albacete, a los vecinos y al alcalde” el hecho de no invitar a ningún representante municipal, y “pone en duda que tal circunstancia se hubiera producido en caso de que la visita del presidente de la Junta se hubiera dado en la Diputación de o Ciudad Real”.

“Más allá del sectarismo partidista del presidente del Gobierno regional socialista o del de la Diputación Provincial, está el interés general de los ciudadanos, y tanto para el nuevo edificio del Conservatorio Superior de Música, como para la programación de los actos de la Feria de Albacete, algo tendrá que ver el Consistorio de la capital y su equipo de gobierno municipal”, afirma el , quien no entiende que los recursos públicos se puedan utilizar con fines excluyentes o sectarios.

“Si Page quiere formar parte del programa de la Feria de Albacete, o adecuar un edificio en Albacete, a nadie se escapa que tendrá que contar con la imprescindible colaboración institucional del Ayuntamiento, y esta colaboración pasa por un mínimo de lealtad, cortesía y respeto que parece que es lo que le falta al presidente socialista de la Junta de Comunidades”, concluye el en nota de prensa.