Guarinos ha asegurado que “no se puede ni se debe gobernar pensando en los cargos políticos, los sueldos y los intereses personales, olvidándose del bienestar de los ciudadanos y de la mejora social y económica de nuestra tierra; eso es lo que pasa actualmente con Page y sus socios de Podemos”, ha informado el PP en nota de prensa.

Prueba de ello —ha asegurado— es que 2017 ha sido un año perdido, un año en el que el Gobierno regional apenas ha aprobado nuevas legislaciones ni medidas relevantes, ni tampoco ha invertido lo que prometió en asuntos de especial importancia, como la Sanidad.

De este modo, Guarinos ha criticado que “no se puede vivir de hacer anuncios y promesas a los ciudadanos -como hace Page a diario- mientras que se deja de lado lo realmente importante.

Así, ha dicho que “numerosos colectivos de la región están sufriendo los estragos del Gobierno bipartito de Page y Podemos, un Ejecutivo que está haciendo sufrir a miles de dependientes, a los pacientes de la sanidad y a los profesionales del sector o a los agricultores y ganaderos a los que debe cientos de millones”.

Además, apunta que “es vergonzoso que Page y Podemos subieran en 2016 los impuestos y que en 2017 hayan mantenido esa tasa impositiva, cuando se ha visto que es nefasta para el crecimiento económico porque las empresas prefieren trasladarse a la vecina Comunidad de , donde pagan mucho menos”.

“Castilla-La Mancha está pagando caro el Gobierno inestable y fracasado de perdedores que tiene y que solo están interesados en aguantar en sus cargos a costa de lo que sea, incluso del bienestar y del crecimiento de nuestra comunidad autónoma”, ha concluido.