Así, la portavoz del PP, , ha denunciado el mal estado de conservación del pavimento, y asegura además que la señalización para ordenar el paso de peatones y vehículos “no es clara, de manera que los peatones ponen en riesgo su integridad física cuando intentan cruzar de un lado a otro, sin saber muy bien por dónde deben hacerlo y cuáles son las zonas reservadas para ello”, ha informado el PP en nota de prensa.

En este sentido, recuerda que la plaza se diseñó como un espacio preferentemente de uso peatonal, como un punto de encuentro cultural y de ocio. “Entre las obras, y la reparación de los continuos desperfectos, el Ayuntamiento ha invertido más de 600.000 euros, sin aportar una solución eficaz que acabe con las deficiencias y los problemas”, lamenta la portavoz.