A preguntas de los medios tras una rueda de prensa, ha insistido en que la opinión al respecto tiene que estar “apoyada en inforems de expertos que puedan garantizar agua en cantidad y calidad”.

“Hay que despolitizar el agua y afrontar el debate con seriedad y rigor”, ha abundado, avanzando que el PP se pronunciará al respecto de la propuesta regional del Gobierno castellano-manchego toda vez que consulte a expertos y comunidades de regantes.

En todo caso, en esta línea de “despolitización” del debate, no ha querido pronunciarse al respecto de las palabras del presidente del PP murciano y líder del Ejecutivo de esa región, , quien tachaba de “analfabetismo hídrico” proponer la desalación como alternativa a los trasvases. “No seré yo quien politice el debate”, ha ofrecido como respuesta.