Así lo ha anunciado el presidente del PP en Castilla-La Mancha, Paco Núñez, en declaraciones a los medios en las Cortes castellanomanchegas, donde ha mantenido una reunión con los distintos presidentes provinciales y portavoces del partido en las diputaciones.

Concretamente, Núñez ha informado de que el Grupo Parlamentario Popular va a solicitar en las Cortes la posibilidad de debatir en el próximo pleno sobre el acuerdo electoral suscrito por el PSOE con Bildu en Navarra.

Los ‘populares’ quieren saber qué opina el PSOE de Castilla-La Mancha sobre el acuerdo del PSOE de con Bildu y sobre que se “entreguen gobiernos municipales y que se pacte una autonomía con un partido político que ha estado haciendo apología de terrorismo”.

Los otros dos debates que el PP llevará a las Cortes y que tendrán su réplica en diputaciones y ayuntamientos tendrán carácter económico.

DOS DEBATES ECONÓMICOS

El primero es relativo a los autónomos, que “son el principal motor de la economía de Castilla-La Mancha y de España”, según ha señalado Núñez, quien ha solicitado que aquellos nuevos autónomos prolonguen su tarifa plana de 50 euros hasta los 24 meses y hasta los 30 si es un autónomo que opera en el ámbito rural.

También ha pedido la creación de un pago personalizado de los impuestos a los autónomos para que puedan ir pagando sus impuestos en función a cómo vayan cobrando sus facturas y que “no tengan que hacer desembolsos antes de haber cobrado”.

Asimismo, el PP solicitará la supresión de la cuota de autónomos durante dos años a aquellos autónomos menores de 30 años que decidan abrir un negocio, así como incrementar hasta los 10.000 euros las ayudas a los autónomos que quieran contratar a un trabajador.

Igualmente, pedirá establecer medidas que puedan permitir la segunda oportunidad a los autónomos, tal y como ha hecho la Comunidad de Madrid, tales como ayudas de 450 euros durante seis meses para aquellos autónomos que han agotado su prestación o ayudas complementarias de 200 euros más durante 12 meses para aquellos que quieran volver a poner en marcha su negocio.

El tercer debate que propondrá el PP debatir en Cortes, diputaciones y ayuntamientos será equiparar la política fiscal de Castilla-La Mancha a la de la Comunidad de Madrid para que “un castellanomanchego no tenga que pagar más impuestos que un madrileño por estar gobernado por el PSOE”.

De este modo, Núñez ha pedido bajar el IRPF una media de 7 puntos, eliminar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones y reducir del 9 al 6 Transmisiones Patrimoniales, que es del 4 al 2 cuando se refiera a la primera vivienda.