Este debate se ha producido a colación de la interpelación que ha hecho el diputado del PP sobre el Programa de planificación, atención a la salud e instituciones sanitarias durante el pleno que se celebra este jueves en las Cortes.

El parlamentario ‘popular’ ha dicho al consejero de Sanidad, , que es quien ha intervenido en este punto, que el no puede ponerse siempre “la tirita del pasado”. “Ahora están gestionando”, le ha recordado Moreno Moya, quien ha justificado que las decisiones que se tomaron en el pasado —cuando gobernó el PP— vinieron motivadas “por una mala gestión” y “un colapso” en la Administración cuando gobernó el PSOE.

Tras lamentar que el Gobierno no quiera poner en marcha la carrera profesional sanitaria, que no se conozca en qué punto se encuentra la licitación del transporte sanitario o que se estén produciendo cancelaciones de citas por falta de facultativos, ha lamentado que todos estos problemas, más otros tantos, sean observados por todos menos por el Gobierno socialista.

“Siguen con la política del regate corto y no avanzan”, ha apuntado el dirigente del PP, quien cree que al consejero este debate “le incomoda” porque sabe que la sanidad en Castilla-La Mancha ahora mismo “no está en su mejor momento”.

CS Y UN ESLOGAN QUE PODEMOS USAR

De su lado, la diputada de ha indicado que los castellanomanchegos tienen que ser atendidos muchas veces por profesionales extracomunitarios “cuanto menos con una formación dudosa”, algo que tiene, a su juicio, consecuencias “graves” en la atención a los pacientes.

También ha puesto sobre la mesa “el maltrato” al que los profesionales sanitarios se están viendo sometidos y ha apostado por una auditoría externa de las listas de espera ya que no se creen los datos que presenta el Gobierno regional. “Estamos acostumbrados a que nos mienta”, ha enfatizado.

Entre sus denuncias ha lanzado el hecho de que muchas de las ambulancias de la región trasladen a pacientes sin haber pasado la ITV, al tiempo que ha echado en cara que el Gobierno cuente con una dirección general de Humanización de la Asistencia Sanitaria y luego “falle” en el día a día.

“Presumimos de que tenemos la mejor sanidad del mundo, pero cada vez podemos usar menos ese eslogan”, ha avisado la diputada de Cs.

EL CONSEJERO DE SANIDAD Y EL ESPARADRAPO

La contestación a todas estas denuncias han llegado por parte del consejero de Sanidad, Jesús Fernández, quien ha lamentado que los diputados de PP y Ciudadanos suban al estrado para lanzar aseveraciones sin citar las fuentes ni ofrecer datos.

El consejero ha dicho que está acostumbrado a que a lo único a lo que se venga a las Cortes es a intentar “hacer maldito al sistema”, algo con lo que, según ha apuntado, no gana nadie. “Ni ustedes ni las personas a las que atendemos”, ha señalado.

Ha defendido que el está en la menor temporalidad que ha habido en los últimos 10 años porque ha puesto en marcha cuatro ofertas de empleo público. “No tengo interés de utilizar ningún esparadrapo” pero no haber tenido ninguna oferta de empleo público durante los cuatro años que gobernó el PP “tiene consecuencias”, ha trasladado al diputado del PP.

Así, ha dejado claro que cuando se terminen de realizar las ofertas de empleo público puestas en marcha, la tasa de temporalidad estará por debajo del 8 por ciento. “El ha hecho y está haciendo”, ha afirmado el consejero, quien ha advertido al PP que tiene consecuencias despedir a 3.000 profesionales sanitarios a lo largo de la vida, en relación a la época de Cospedal.

También, y en relación a las obras sanitarias, ha confiado en que la ciudadanía tenga ocasión de evaluar con el paso de tiempo qué ha pasado en Castilla-La Mancha en materia de obras. “En noviembre de 2012 tiraron los techos de 172 obras en Castilla-La Mancha” por lo que a día de hoy el Gobierno lleva pagados 38 millones de euros.

Sobre transporte sanitario, ha recalcado que el Gobierno se ha reunido con los sindicatos siempre que lo han requerido y ha recordado que en este momento el contrato está en el y “lleva sus trámites”.

El diputado socialista Ángel Tomas Godoy se ha pronunciado en la misma línea que el consejero y ha sostenido que el Gobierno de García-Page ha fijado personal a través de las ofertas de empleo público puestas en marcha para dar estabilidad a los profesionales sanitarios y para que si el PP vuelve a gobernar, “no les vuelvan a echar”.

También ha advertido de que España tendrá que hacer un esfuerzo enorme a la falta de profesionales que se producirá en los próximos años porque se van a jubilar un gran número de ellos. “Las administraciones deben tomar cartas en el asunto”, ha declarado el diputado del PSOE, quien ha propuesto que los profesionales que se formen en el sistema público tengan que pasar un tiempo trabajando en el mismo.