En un comunicado, Cañizares ha destacado que, en una semana en la que ha habido datos a nivel nacional con índices de crecimiento económico por encima de lo previsto, también se ha sabido que Castilla-La Mancha “ha crecido un 20% menos que España en 2017 y que, en el mes de marzo, ha sido la única Comunidad Autónoma que ha destruido empleo”.

Según el portavoz ‘popular’, Castilla-La Mancha tiene un índice de confianza empresarial que está varios puntos por debajo de la media nacional —con una subida del 0,4% en nivel de confianza de los empresarios, frente a la bajada del 0,9% en la región— y eso indica que, “con un y de Podemos, nuestra región está lastrada por unas políticas que van en contra de la recuperación económica y la creación de riqueza y empleo”.

Además, se ha mostrado convencido de que los empresarios, trabajadores autónomos, agricultores y ganaderos han recibido “ataques frontales con subidas de impuestos por parte del Gobierno de Page, un Gobierno que está haciendo que Castilla-La Mancha no sea tan competitiva como el resto de comunidades autónomas y que no estemos aprovechando el momento de crecimiento económico que está viviendo nuestro país”.

En su opinión, este crecimiento económico “necesita políticas diferentes a las que ofrecen Page y Podemos” y ha señalado que “el único partido que representa un cambio en Castilla-La Mancha y que ofrece posibilidades para recuperar el pulso económico y crecer igual que las demás regiones es el ”.

Por último, ha señalado que Castilla-La Mancha “necesita más que nunca las políticas del Partido Popular, políticas que están sirviendo para la recuperación económica de nuestro país y para ganar la confianza de los inversores nacionales e internacionales que ven, en las políticas del PP, razones para invertir y para generar riqueza y empleo”.