Esta nueva petición ha sido enunciada por los parlamentarios , , y —han faltado a la cita el ciudadrealeño y el guadalajareño Juan Ignacio Echániz— justo minutos después de escenificar una reunión con los nueve diputados socialistas, que no han acudido a la cita tras recordar a lo largo de la semana que en ningún caso la habían aceptado.

Primero ha sido la albaceteña quien ha lamentado que el PSOE no estuviera presente “para hablar de cosas importantes para España”.

Según ha dicho, si los diputados del PSOE de la región se negaran y votaran en contra, se conseguiría que esta reforma no saliera adelante.

El toledano Vicente Tirado, de su lado, ha considerado que “la gente necesita hechos”, y no “palabras vacías”, en referencia a que “usa mera retórica” para posicionarse contra esta reforma pero luego no ordena a sus diputados votar en contra.

Así, se ha mostrado convencido de que los nueve diputados del PSOE de Castilla-La Mancha en el Congreso “votarán lo que diga ”, por lo que “serán responsables” de que la reforma salga adelante.

La diputada ciudadrealeña Rosa Romero ha considerado que esta reunión era “muy importante para fijar una posición común” para que a los independentistas “no se les saque por la puerta de atrás de la cárcel”.

Según ha declarado, “a España hay que defenderla votando en contra de esa reforma”. “No se puede decir que se defiende a España y luego ponerse de perfil. Insto otra vez a los diputados del PSOE a que no consientan esta reforma. Con sus votos lo pueden impedir”.

También ha tomado la palabra la diputada toledana Carmen Riolobos para recordar que el PP “pidió al PSOE que no votara a favor de ese con filoetarras e independentistas”.

Ahora, “a la hora de la verdad, cuando se trata de llegar a una cuerdo, los diputados del PSOE no vienen a la reunión porque votarán a favor”, mientras que los diputados del PP “votarán en contra de una modificación que pueda suponer ventajas” a los independentistas encarcelados.

Por último, la conquense Beatriz Jiménez Linuesa ha opinado que una postura “común” con los diputados del PSOE hubiera sido “beneficiosa para todos los castellanomanchegos”.