Eso significa que, según estos ediles, que la ciudad seguirá paralizada, puesto que el alcalde, , “ha sido incapaz” de sacar unas nuevas cuentas “incumpliendo su palabra” al llevar siete meses en el cargo con un presupuesto del año 2018 elaborado por el .

En este sentido, han recordado el compromiso de Rojo de tener presupuestos aprobados “a 1 de enero de 2020” y que él “no haría como el PP de aprobar los presupuestos entrado el nuevo año”.

Tras mostrar los ediles su preocupación ante esta situación, han instado al regidor a explicar qué está pasando con las cuentas, han informado los ‘populares’ en nota de prensa.

Dado que esta demora no puede achacarse a la negociación entre los grupos políticos de PSOE y Ciudadanos, “ya que el colegueo entre ambos es patente”, Alguacil ha afirmado que dicho retraso “es deliberado”.

Esto se debe, en palabras de Alguacil, a que “de cara a la liquidación del siguiente presupuesto solo se le imputen ocho meses de gasto puro pero sí 12 meses íntegros de ingresos debido a la subida de impuestos”.

Ha recordado que las nuevas ordenanzas fiscales que entraron en vigor el pasado 1 de enero llevan aparejadas una subida de impuestos de forma implícita mediante, por ejemplo, la subida del IBI; por lo tanto, “lo que pretende es que tengamos 12 años de ingresos inflados mediante la subida de impuestos con un gasto solo de 8 meses porque los meses de enero, febrero y marzo al estar el presupuesto prorrogado tienen el gasto restringido en determinadas partidas”, ha detallado José Luis Alguacil.

Además, se ha referido a las “mentiras” sobre los datos económicos lanzadas, en su opinión, por el equipo de Gobierno mediante la lectura de una propuesta de acuerdo que se llevará a la Comisión de Economía sobre la cuenta general de 2018, que “echa por tierra las declaraciones del alcalde sobre la, según ellos, pésima situación económica del Ayuntamiento”.

Así, del informe se desprende que el Consistorio guadalajareño tiene un remanente de tesorería para gastos generales de 11.700.000 euros. “Esa es la verdadera herencia que el anterior alcalde ha dejado a este Ayuntamiento”, ha zanjado Alguacil.