Durante su intervención en el Debate sobre el Estado de la Región, la presidenta del Grupo Parlamentario Popular, , ha apuntado que García-Page no puede hablar de la unidad de España en las Cortes “cuando miembros de su Gobierno están sentados con los independentistas”.

“Esta es la imagen real del ”, ha dicho Guarinos, para agregar que tiene miedo a perder el sillón presidencial en el que está sentado y que eso “es un acto de cobardía”, por lo que le ha pedido “altura de miras” a la hora de defender al país y a la región.

DEBERÍAN ESTAR CESADOS

Bajo su punto de vista, si el presidente de Castilla-La Mancha hubiese defendido la unidad de España los miembros de su Gobierno de Podemos, el vicepresidente segundo, , y la consejera del Plan de Garantías, , estarían ya cesados.

También ha lamentado Guarinos que García-Page sea presidente “faltando a su palabra” y que no haya tenido “coraje y valor” para irse, tal y como dijo si no sacaba adelante los presupuestos regionales. “Su palabra no tiene valor”, ha apostillado.

“Es el primero el gobernar con un pacto con los comunistas, el pacto de los sillones y de la traición, y está destruyendo todo lo que se había conseguido reconstruir con Cospedal y el PP. Los únicos que destruyen cuando gobiernan son ustedes”, ha señalado en referencia al PSOE.

EL PP GARANTIZÓ LOS SERVICIOS SOCIALES

Así, tras afirmar que el PP fue el que garantizó los servicios sociales en Castilla-La Mancha con la expresidenta regional, , ha señalado que la situación actual de Castilla-La Mancha es de “vergüenza” y empieza a sufrir el “experimento del pacto social-comunista”.

Ha explicado de este modo que la región ha llegado a batir el récord de deuda pública, que ha vuelto a incumplir el déficit o que vuelve a estar controlada por el Fondo de Liquidación Autonómica. “Vuelve el PSOE y vuelven los problemas, los malos gestores y el despilfarro porque perdemos empleo, autónomos y doblamos la tasa de siniestralidad”.

Con todo, tras criticar la gestión de en materias de sanidad, educación o bienestar social, ha dicho al presidente castellano-manchego que el mejor favor que podría hacerle a los castellano-manchegos es la de presentar su dimisión “inmediata y marcharse”.