De esta forma se ha pronunciado Serrano tras conocer el preacuerdo al que han llegado el PSOE y Podemos tras las elecciones del pasado domingo y tras conocer las declaraciones de García-Page este jueves sobre un gobierno que dependa de los partidos independentistas, según ha informado el PP en nota de prensa.

El vicesecretario ‘popular’ ha indicado que “ya basta de juegos de palabras de Page, que nos tiene acostumbrados a decir una cosa en medios nacionales y hacer la contraria en la región”, por lo que ha sugerido al socialista que “lo tiene fácil” y dé instrucciones a sus nueve diputados para que no apoyen “la deriva de hacia el comunismo y el independentismo”, una deriva “seriamente perjudicial”, a su juicio, para el gobierno del país.

Serrano ha pedido responsabilidad a los socialistas de la región y que pongan los intereses del país por encima de los de su partido y ha pedido al presidente regional que “deje los intentos de simular que se desmarca del pacto” cuando lo cierto es que se ha “bendecido” desde el PSOE regional “el pacto de la ruina para España”.

El responsable del área de Comunicación ha recordado tanto a García-Page como a la portavoz del gobierno regional, , que no se puede pedir al PP que apoye “un gobierno de extrema izquierda en nuestro país” ya que su partido “nunca estará del lado de los comunistas ni los independentistas”, y ha indicado que “los socialistas en la región serán responsables de las decisiones que tome el gobierno de extrema izquierda”, afirmando también que lo responsable hubiera sido “buscar un acuerdo con medidas para mejorar la situación económica y de unidad de España con el Partido Popular”.

Por último, Serrano ha destacado que los castellanomanchegos deben tomar nota de la posición de García-Page y el PSOE de Castilla-La Mancha, “una posición de apoyo a un gobierno de extrema izquierda con la connivencia de los independentistas”, y ha adveritdo que el propio presidente regional “será cómplice de lo que ocurra en España y de las decisiones que van a llevar a la ruina al país”.

En el lado contrario se ha situado Serrano junto al PP autonómico, donde, ha afirmado, pelearán “desde las instituciones” y denunciarán “las barbaridades que conozcamos y que cuentan con el aplauso entusiasta de Page y los diputados socialistas de la región en el Congreso de los Diputados”.