Así lo ha indicado este miércoles en rueda de prensa el diputado regional del Grupo Parlamentario Popular Miguel , que ha confirmado que la previsión del es que esa “gran revolución fiscal”, una vez aprobada, se acometa en el plazo máximo de seis meses.

Aunque la propuesta todavía no se ha registrado, Rodríguez ha incidido, como explicó este martes el presidente regional del PP, , en que el “signo negativo empieza a aparecer en nuestra economía” y por ello medidas como las que proponen los ‘populares’ “supondrían un alivio fiscal para los vecinos de Castilla-La Mancha”.

Con ellas se hará “que el dinero esté en manos de los que crean dinero y en manos de la sociedad”, ha recalcado el diputado del PP, que ha lamentado que el presidente regional, , “esté a otras cosas y no está a lo que tiene que estar”, por lo que ahora quieren “darle una nueva oportunidad” para “que deje de ser insolidario y antisocial, vía bajada de impuestos”.

“No puede ser que la región tenga una presión fiscal tan elevada, cuando las cosas vienen mal una región tiene que estar preparada y no sobreendeudados y con impuestos excesivos”.