“Estamos trabajando por conseguir estas alcaldías y una veintena de ayuntamientos”, ha recordado Núñez, quien ha dicho sobre las tres capitales de provincia en el aire que en dos de ellas, Guadalajara y Albacete, venían gobernando dos alcaldes del PP que “han sacado un buen resultado”; mientras que en Ciudad Real “hay un aspirante —en alusión a Paco Cañizares— que ha hecho un trabajo sensacional”.

Quedan por delante “quince días largos” en los que se cerrarán acuerdos. “Estamos cerrando negociaciones con discreción. Queremos gobernar, pero para algo, con intención programática, y eso se hace con el programa en la mano”, ha insistido.

En esta línea, ha rechazado la teoría de que Cs pueda facilitar gobiernos del PSOE sólo para que todos los ejecutivos provinciales, regional y nacional sean del mismo color político.

“Eso sería que hay ciudadanos de primera y de segunda. Yo he sido alcalde y no he preguntado a ningún vecino por su carné político cuando me han pedido algo. La teoría de alinearse es lo mismo que reconocer que donde no hay alcalde del PSOE se les va a castigar”, ha avisado.