Cañizares ha considerado que el informe del SEPRONA es el que “tiene prestigio” por estar “carente de directrices políticas” y se ha formulado “después de recabar datos de todos los organismos que tienen algo que decir”. “Estos son los informes que los jueces se creen”.

Para Cañizares, “lo malo” de esta crisis es que consejeros del Gobierno “hayan intentado mentir”. Así, haciendo referencia a las afirmaciones del SEPRONA que apuntaban a que todavía hay vertidos de aguas fecales en el arroyo del Aserradero, ha criticado que “haya consejeros que mienten y echan la culpa al empedrado cuando la culpa la tienen debajo de sus sillones”.

Por su parte, el socialista ha criticado que tanto el PP como el delegado del Gobierno, , “aseguren que hay vertidos producidos en ”, cuando el problema “no es quién ha vertido, sino que el río viene sin caudal mínimo”.

“Un río que va con ocho metros por segundo cuando el trasvase está entre once y doce está enfermo”, ha lamentado el parlamentario, quien ha sugerido “cerrar el trasvase durante un tiempo” para comprobar “cómo el caudal del Tajo mejora”.