Según esta estadística, la energía fue la que más disminuyó, con una caída del 1,6% intermensual y un 7% interanual, mientras que los bienes intermedios cayeron un 0,4% en noviembre, un 0,7% interanual.

Por su parte, los bienes de consumo duradero se mantuvieron con los mismos precios que en octubre, de forma que acumula una subida del 0,4% interanual, al igual que los bienes de equipo, que en este caso registran una bajada del 0,3% interanual.

Mientras, los precios de los bienes de consumo no duradero subieron un 0,3%, acumulando una subida del 1,6% interanual.

A nivel nacional, los precios industriales bajaron un 0,5% en noviembre en relación al mes anterior y retrocedieron un 2,3% en tasa interanual, moderando en cinco décimas la caída que habían experimentado en octubre (-2,8%).

Con este recorte interanual, los precios industriales encadenan seis meses consecutivos en tasas negativas después de haber estado 32 meses en positivo.

La moderación en el descenso interanual de los precios industriales se ha debido principalmente al repunte en más de un punto de la tasa de energía, hasta el -7%, ya que la bajada de los precios del refino de petróleo fue menor que la registrada un año antes, y al repunte de la tasa de los bienes de consumo no duradero en dos décimas, hasta el 1,1%, por el mayor coste del procesado y conservación de carfne y elaboración de productos cárnicos.

En tasa mensual (noviembre sobre octubre), los precios industriales cayeron un 0,5%, en contraste con el avance del 0,5% del mes anterior y del descenso del 1,1% que registraron un año antes.

Esta evolución es consecuencia del descenso mensual de precios en la energía (-1,7%) y los bienes intermedios (-0,3%), mientras que los bienes de consumo no duradero aumentaron sus precios en el mes un 0,2%.

Por comunidades autónomas, la tasa interanual aumentó en once, se mantuvo en dos y disminuyó en las cuatro restantes. Entre las tasas negativas, las más significativas las experimentaban (-7,3%), Canarias (-6,9%) y (-6,4%).