A nivel nacional, cayeron un 0,2% en marzo en relación al mes anterior y aceleraron su crecimiento interanual hasta el 2,4%, siete décimas por encima de la tasa registrada en febrero.

Con el repunte interanual de marzo, los precios industriales encadenan 30 meses consecutivos en positivo.

La aceleración de la tasa interanual de los precios industriales se ha debido principalmente al mayor crecimiento de la energía, cuyos precios aumentaron un 7,9%, casi tres puntos más, como consecuencia de la bajada de los precios de la producción, transporte y distribución de energía eléctrica, menor que en marzo de 2018, y de que los precios del refino de petróleo subieron más que en marzo del año pasado.

Asimismo, los bienes de consumo no duradero presentaron una tasa anual del -0,9%, una décima superior a la de febrero, debido fundamentalmente a que los precios de la fabricación de aceites y grasas vegetales y animales bajaron en marzo menos de lo que disminuyeron en el mismo mes del año pasado.

Por el contrario, los bienes de equipo recortaron dos décimas su tasa interanual, hasta el 0,7%, teniendo en cuenta que los precios de la fabricación de locomotoras y material ferroviario bajaron en marzo de este año, frente a la subida registrada en el mismo mes de 2018.