El trabajo, presentado ante 350 investigadores europeos y latinoamericanos, analiza cómo mejorar la competitividad de las cooperativas agroalimentarias a través del emprendimiento y la gestión de la información, según ha informado la UCLM en nota de prensa.

El estudio pone de manifiesto que la competitividad de las cooperativas agroalimentarias viene determinada, en gran medida, por tres elementos: su capacidad para emprender, su capacidad para detectar nuevas oportunidades de negocio y su capacidad para gestionar y adaptar la información del exterior a sus propias características.

“En este sentido, el estilo de dirección participativo y las nuevas tecnologías de la información y la comunicación se han revelado como elementos claves en este proceso”, han señalado los autores.

El trabajo ha contado con la colaboración de cooperativas agroalimentarias que operan en Castilla-La Mancha. Los datos han sido tratados estadísticamente a través de un programa de ecuaciones estructurales de segunda generación.

“La implicación más relevante de este trabajo es que el binomio emprendimiento + gestión de la información permite mejorar los resultados de las cooperativas agroalimentarias y competir en un entorno cada vez más exigente”, concluyen.